Mientras Alejandro Moreno asegura que el PRI no recibe presiones de nadie y que hay tiempo para discutir la reforma energética, sus aliados en la coalición opositora Va Por México ya sentencian que su postura definirá el destino del bloque.

Tanto Jorge Romero como Luis Espinoza Cházaro, coordinadores de Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática, advirtieron que si los votos tricolores aprueban la reforma será el fin de la alianza.

Considerando que el voto del PRI será dividido y se decidirá de manera individual, no colectiva, el doctor José Antonio Crespo, del Centro de Investigación y Docencia Económica, advierte en entrevista con Reporte Índigo que los tricolores que se pronuncien en favor de la reforma pasarán a formar parte de la coalición oficialista, así no renuncien formalmente a su bancada. Lo que, en los hechos, representaría la ruptura del bloque opositor.

“Todo mundo está viendo que es el PRI el que puede dar el bandazo. Del PRI depende que se apruebe esta reforma o no y del PRI va a depender la reforma electoral, que podría ser regresiva, y lo de la Guardia Nacional. El PRI tiene los votos, depende de para dónde los dirija. Sobre todo, si los dirige de manera unánime, que no creo que vaya a pasar. Está en sus manos aprobar o no esas reformas”.

Por su parte, José Luis Camacho, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, señala que aunque las voces de los coordinadores de PRI y PAN son importantes, la alianza entre los partidos de oposición fue acordada desde sus dirigencias nacionales. Además de que herramientas como el parlamento abierto no solo están contempladas en los reglamentos del Congreso de la Unión, sino que son una responsabilidad de los legisladores.

“Ya estamos dando a priori que se va a romper la alianza y a nadie le conviene que se rompa, a los que menos les conviene es a los priistas. Nada más que, claro, es parte del juego político y de lo que diga el presidente. Creo que van a hacer un esfuerzo porque se mantenga esta alianza legislativa que nunca se ha hecho como ellos la anunciaron, ellos se comprometieron a ir tres años juntos”.

También puedes leer:

El PRI define todo en la Reforma energética de AMLO

Reforma Energética Entre el cardenismo y el salinismo