Las quejas por cobros indebidos ya cruzaron una línea: Pese a no ser usuarios de Uber la plataforma hizo cargos por supuestos servicios.

La usuaria identificada como Letty Guendulain aseguró que dio de baja su cuenta y aún así le llegaron cobros.

“Yo di de baja mi cuenta desde hace como tres años por abuso en dos cobros, y hace dos semanas me llegó un cargo, cuando tiene más de tres años que no uso; son unos rateros”, aseguró.

Sin embargo, no es el único caso. La usuaria Chris BaGI acusó que Uber ignoró su queja sobre cobros sin su autorización.

“Es horrible tanto Uber como Uber Eats. Según ellos, les debo tres pedidos (los mismos que ya me cobraron tres veces sin mi autorización: un total de 700 pesos, por cierto). Puse queja, con pruebas y todo. Terminaron ignorando mis mensajes”.

Los señalamientos constantes terminan por orillar a los usuarios a ceder ante los cobros y que la única consecuencia sea desinstalar la aplicación y dejar de usar el servicio.

“Les encanta cobrar por viajes que no suceden y que te quedas esperando hasta una hora para que den el servicio y nada”, señaló María Sá Rí.

Por su parte, Juan Miguel Palomino Días aseguró: “Yo dejé de usarlo por un cobro doble que me hizo un chofer”.

Y las consecuencias por denunciar no solo quedan en ignorar a los clientes: “Cuando mi esposo calificó mal a un conductor Uber le bloquearon la cuenta, lo reportó como mal pasajero y finalmente la perdió, en Atención al Cliente nunca atendieron, lo bloquearon también”, señaló la usuaria Eissa Lie.

La campaña que Uber emprende para posicionarse ya sea como plataforma de envíos de comida o de traslado sigue siendo bombardeada por usuarios que demandan respuesta ante reclamos por malas experiencias.

Alejandro de Hierro denunció el robo de un envío. Y de nuevo el silencio.

“Hola, perdón, necesito apoyo: el socio conductor no entregó el producto que pedí, solo me cobró, ni pude pagarle en efectivo. Ayuda, el paquete lo necesito hoy”.

La usuaria Lucerito criticó que la atención se enfoque en las campañas en lugar de atender a los clientes.

“Mejor devuélvanme mi dinero. No es justo que cobren doble vez los pedidos. Antes de hacer concursos respondan”.

Te puede interesar: El termómetro social de Uber