La Asociación de Transporte Público de Pasajeros (ATPP) señaló la gravedad en la que se encuentra, por lo que le es imposible que las rutas urbanas operen al 100 por ciento.

“Queremos puntualizar el grave estado en el que se encuentra el sistema de transporte público, el peor en su historia”, dice un comunicado firmado por el presidente de la asociación, José Almaraz.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) recomendó brindar servicio con la totalidad de las unidades.

“Vemos con grandes dudas e incertidumbre la aberrante posición de nuestras autoridades estatales al referirse a nuestras empresas como transportistas ‘de facto’ haciendo, por demás evidente, la falta de seriedad e incapacidad para liderar un proyecto de transporte y movilidad en nuestro estado”, señaló la ATPP.

Sin embargo, la nueva Ley de Movilidad Sostenible y Accesibilidad contempla en el artículo 195, fracción IV, una requisa para garantizar la prestación del servicio público de transporte y satisfacer las necesidades de la población en general. Es decir, el Gobierno de Nuevo León podría expropiar las unidades de la asociación.

“En los siguientes casos: cuando prevalezca el deterioro de las condiciones de calidad, seguridad, oportunidad, permanencia y continuidad en la prestación del servicio público de transporte; y cuando se interrumpa la prestación del servicio público de transporte, sin causa justificada”, dice la ley

El Instituto de Movilidad y Accesibilidad, a cargo de Elizabeth Garza, tendría elementos suficientes para aplicar esta acción contra los transportistas, quienes se negaron a reestablecer el funcionamiento del sistema de transporte en su totalidad por el colapso que enfrenta el gremio a causa de la pandemia de COVID-19.

Presionan Instituto y CEDHNL por transporte

La CEDHNL emitió una recomendación dirigida a la ATPP para reactivar al 100 por ciento el servicio y así evitar aglomeraciones y guardar la sana distancia en el transporte público de Nuevo León.

“Implementar a la brevedad, la operación al cien por ciento de las unidades de transporte público para evitar aglomeraciones y cumplir con la medida de sana distancia”, dice la recomendación 01/2021 del 11 de marzo de 2021, emitida por Susana Méndez Arellano, presidenta de la CEDHNL.

El documento también pide a la ATPP implementar mecanismos para la vigilancia del cumplimiento de las medidas establecidas para la mitigación de contagios de coronavirus.


La ATPP acusó la incapacidad para liderar un proyecto de transporte y movilidad

“Y que los concesionarios que prestan el servicio de transporte público cumplan con las medidas para la prevención, con la finalidad de garantizar la no repetición de los actos analizados, el Instituto de Movilidad y Metrorrey deberán adoptar las medidas necesarias tendientes a prevenir que se vuelvan a cometer violaciones similares a las analizadas en este caso”, indica el oficio con fecha del 11 de marzo.

Posterior a la recomendación de la CEDHNL, el 23 de abril la Dirección del Instituto de Movilidad y Accesibilidad de Nuevo León, a cargo de Elizabeth Garza, le requirió a la ATPP la operación del total de sus unidades a través del ordenamiento IMA-DG-3606/2021.

“Para evitar aglomeraciones y cumplir con la sana distancia y considerando que, a la fecha, de facto presta el servicio de transporte público, atendiendo a la recomendación mencionada a fin de no perjudicar el interés general, ni el derecho a un transporte público de calidad, digno y eficiente le solicito: establecer a la brevedad, la operación al cien por ciento de las unidades”, dice el ordenamiento.

Además, el Instituto de Movilidad pidió que se procuren cuidados desde los choferes y las unidades que manejan.

“Promover el lavado de manos y uso correcto del cubrebocas a los choferes, que estos no permitan que la unidad a su cargo esté por encima de su capacidad ni que suban usuarios sin cubrebocas, además la desinfección y limpieza de superficies de dichas unidades diariamente y que estos cuenten con la debida ventilación”, solicitó el Instituto.

También puedes leer: Punto sin retorno para el transporte eléctrico