¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CASOTERRALTA

Terralta ofrece tierra en litigio

Javier Estrada

A pesar de que siguen en disputa los terrenos del proyecto inmobiliario y Club de Golf Terralta, los promotores de este ambicioso desarrollo ya se preparan para vender los predios aún en litigio.

Reporte Indigo acudió a las nuevas oficinas de Terralta con una cámara oculta, ubicadas en el local 2 de Plaza Las Villas, sobre Calzada del Valle, en San Pedro, para conocer los precios de las acciones que se pondrán a la venta.


Abr 22, 2013
Lectura 5 min

"No fue un fraude, lo que pasa es que el dueño anterior se metió en una broncota, como que no midió el alcance del trancazo que era..."

- José Barragán

Encargado del despacho

A pesar de que siguen en disputa los terrenos del proyecto inmobiliario y Club de Golf Terralta, los promotores de este ambicioso desarrollo ya se preparan para vender los predios aún en litigio.

Reporte Indigo acudió a las nuevas oficinas de Terralta con una cámara oculta, ubicadas en el local 2 de Plaza Las Villas, sobre Calzada del Valle, en San Pedro, para conocer los precios de las acciones que se pondrán a la venta.

El encargado del despacho, José Barragán, confirmó que esas instalaciones llevan un año en operación y que los dueños sólo esperan tener los permisos necesarios para empezar en mayo próximo la preventa de los terrenos.

Sin embargo, los socios de la quebrada Inmobiliaria Terralta, Juan de la Cruz Morales y Martín Gerardo Gallardo Hernández, siguen a la espera de las resoluciones definitivas de los incidentes de fraude de acreedores que ambos promovieron.

Pese a esto, Barragán aseguró que el proyecto está libre de pleitos: “está sana la empresa, no se debe ni un cinco ni a proveedores, ni está apalancada ni nada. Los dueños, los inversionistas, son gente reconocida de Monterrey”.

Los inversionistas son el abogado Ernesto Canales Santos, el empresario Alberto Jaime Martínez Fernández, el extinto Alberto Santos de Hoyos, el exgobernador Fernando Canales Clariond, el desarrollador Federico Garza Santos, y las empresas Terralta Dos y Constructora Maiz Mier.

Todos los anteriores fueron demandados por Gallardo Hernández en su incidente, en trámite en el Juzgado Tercero de Distrito en Materias Civil y de Trabajo.

El corazón de la disputa son los terrenos ejidales Mesa de los Nogales y Pájaro Seco, ya disueltos, que fueron transmitidos de Inmobiliaria Terralta a Terralta Dos, para pagar un adeudo de 8.4 millones de dólares que la primera empresa había adquirido con D’Capital Consultores.

Barragán afirmó que esa transacción no constituyó un fraude, sino un error de cálculo del promotor original del negocio, Alberto Jaime Martínez Fernández.

“No fue un fraude, lo que pasa es que el dueño anterior se metió en una broncota, como que no midió el alcance del trancazo que era y tenía conceptualizado el mismo campo de golf, pero con un fraccionamiento como para casas de campo.

“Lo apoyaban comprándole un terreno, pero no invirtiendo en el negocio. Y él se metió en muchos problemas y pidió un dinero prestado a quien no debía y se le hizo la bola de nieve inmensa y tronó”.

Barragán dijo que el proyecto fue adquirido por la empresa Pargo y que Martínez Fernández sólo participa con el 8 por ciento de las acciones en el proyecto llamado Terralta Country Club, actualmente la plataforma del desarrollo.

“Alberto Martínez sí es un socio muy chiquito, pero todo lo que al final se debía la empresa nueva lo pagó, ya no debe nada”, afirmó, “se metió por ahí en unos problemillas financieros y lo rescató otra empresa”.

Barragán además confirmó que las propiedades ejidales fueron disueltas y adquiridas por los accionistas en diciembre pasado, luego de que el Gobierno del Estado convocara a los copropietarios que tenían derechos sobre las tierras.

“Nunca se disolvió la comunidad rural, entonces no podíamos ni fraccionar, ni vender ni nada. Y después de dos años de estarle moviendo, ya somos dueños del terreno y ya tenemos propiedad.

“Con esto ya estamos ahora sí en trámites, en las vías para que nos den los permisos de ventas y ya poder vender terrenos. El club y el campo de golf se están construyendo”.

¿Y cuándo se venderán los terrenos?, se le cuestionó al encargado.

“Creemos que para el mes que entra”, respondió, “de hecho ya tenemos un año aquí y no hemos empezado a salir a vender”.

El encargado de las oficinas confirmó que el socio mayoritario del proyecto es José Gómez Cañibe, representante de Pargo y comprador de los derechos de la deuda que había adquirido Inmobiliaria Terralta.

Detalló que los precios de los terrenos de 500 metros, los más pequeños y ubicados cerca del campo de golf, oscilan entre los 95 mil y 125 mil dólares.

Los terrenos aledaños al mismo campo, con una extensión promedio de mil 500 metros cuadrados, cuestan alrededor de 360 mil dólares.

Y los lotes destinados para condominios, hay de 3 mil 500 hasta 8 mil metros cuadrados, con una tarifa de 170 dólares por metro, es decir, que valen entre 595 mil y 1 millón 360 mil dólares.

Barragán dijo que será obligatorio adquirir acciones del Club de Golf si los propietarios tienen un predio aledaño al campo, y opcional si está ubicado en otra parte del desarrollo.


Notas relacionadas

Jul 17, 2013
Lectura 3 min

Oct 3, 2012
Lectura 5 min

Sep 27, 2012
Lectura 4 min

Sep 26, 2012
Lectura 8 min

CASOTERRALTA

Acusan en Terralta conflicto de intereses

Javier Estrada


Sep 26, 2012 Lectura 8 min

Comentarios