La senadora Rocío Abreu, nueva presidenta de la Comisión de Energía del Senado de la República, tendrá una gran responsabilidad sobre sus hombros: conseguir que la polémica reforma al sistema eléctrico que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador, sea aprobada.

En el camino, tendrá que esquivar las balas de los partidos de oposición, especialistas, organizaciones y cabildear con ellos para lograr su cometido.

El trabajo será arduo ya que el Ejecutivo federal la calificó de prioritaria y desde el primer día la oposición la descalificó, acusando al Gobierno federal y a Morena de querer monopolizar la generación de energía en CFE, de impulsar energía contaminante e incluso de buscar expropiar indirectamente a las plantas privadas.

Al respecto, la legisladora de Campeche, comenta que todo es una táctica de la oposición para generar ruido y politizar el tema, ya que se aproxima el proceso electoral más grande de la historia del país.

“Están tratando de generar ruido donde al final no lo hay. Es una iniciativa creada con la intención de cuidar a la ciudadanía, está hecha para el beneficio de los ciudadanos. Nosotros debemos de garantizar que haya abasto de energía y mantener los precios.

“Lo que quieren es que se politice el asunto ya que estamos en año electoral, por eso están haciendo teorías que nada tienen que ver”, acusa la senadora morenista.

La legisladora comenta que entre los actores opositores a la reforma hay muchos que han estado involucrados desde hace tiempo en el cabildeo a favor de empresas energéticas, por lo que es una mentira que la reforma vaya a priorizar las energías contaminantes.

“Nosotros buscamos que haya una competencia leal, no podemos tener una ley en la que el más afectado es el ciudadano. Se estará priorizando la producción y abastecimiento de la energía eléctrica por hidroeléctricas, después seguirá la energía nuclear y después ya entrarían las particulares, por último los ciclos combinados. Se está desinformando, además apenas vamos a entrar a estudiar la iniciativa”, agrega.

Finalmente, comenta que para despejar dudas y apuntalar la reforma, está a favor de que se realice un parlamento abierto para escuchar a todos los actores involucrados, como lo viene haciendo desde que asumió la presidencia en la Comisión de Energía y durante toda su carrera política.

“Nosotros estamos a favor de un parlamento abierto, siempre nuestra política ha sido de puertas abiertas. Ya he estado platicando con especialistas, con las propias empresas, con todos los actores involucrados, funcionarios y con mis compañeros de otras fracciones, estamos obligados La senadora Rocío Abreu, nueva presidenta de la Comisión de Energía, aseguró a escuchar a todos”.

También puedes leer:

Ley de la Industria Eléctrica, cortocircuito al mercado

Aumento de costos para subsidiar a la CFE