A poco menos de tres semanas de que el Partido Acción Nacional (PAN) renueve su dirigencia, los dos candidatos, Marko Cortés y Manuel Gómez Morín se enfrentaron durante el primer debate.

Marko Cortés, quien representa la continuidad de la dirigencia comenzada por el excandidato presidencial, Ricardo Anaya, tachó al nieto del fundador de Acción Nacional, Manuel Gómez Morín, de ser un político conocido solamente por su apellido.

“El mayor panismo que tienes es tu apellido. La mayoría del panismo no te conoce porque no has hecho labor de campaña, conocen tu apellido. A diferencia tuya yo tengo una vida real en el partido”, atacó Cortés para después señalar que como legislador diputado de la 59 Legislatura, Morín solamente presentó una iniciativa.


Por su parte Gómez Morín Martínez del Río acusó a Cortés y a su grupo de alejar al partido de su militancia y de destruirlo desde el interior

“El PAN agoniza, el PAN está muriendo, ustedes se han empeñado a destruirlo. No queremos un PAN elitista y alejado, no queremos un PAN de soberbios y arrogantes. Queremos que sea un PAN que renazca, candidatos honestos”, denunció Manuel.

Entre las propuestas que presentó Cortés está la de regresar al modelo de las asambleas y convenciones para elegir a los candidatos y como dirigente dijo que manejará una agenda pro vida.

Gómez Morín dijo que buscará que el PAN sea una verdadera oposición y que el partido no haga alianzas sino lo aprueban los militantes.