RTP, el incondicional del Metro, ha decaído en su servicio por apoyar en rutas alternas

La Red de Transporte de Pasajeros aumentó su flota 25 por ciento durante los últimos cuatro años; sin embargo, actualmente los servicios de apoyo a otros transportes han mermado su operación

La actual administración del Gobierno de la Ciudad de México reforzó la RTP y su flota se ha renovado; pese a ello, el servicio ha decaído

La actual administración del Gobierno de la Ciudad de México reforzó la RTP y su flota se ha renovado; pese a ello, el servicio ha decaído

Comparte esta nota

La actual administración del Gobierno de la Ciudad de México reforzó la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y su flota se ha renovado; pese a ello, el servicio ha decaído.

Datos obtenidos por mecanismos de transparencia, con actualización a junio de 2022, indican que el sistema cuenta con mil 360 unidades, de las que 76 fueron adquiridas en 2019, 97 en el año 2020 y 171 en 2022.

Lo anterior, significa que el 25 por ciento de la flota actual (344 unidades) ha sido adquirida en la actual administración, que inició en el año 2018.

A pesar de esto, cada vez son más frecuentes las quejas por la tardanza de las unidades en salir o porque no prestan un servicio de calidad debido a que van saturadas de usuarios.

Especialmente, son algunas rutas donde las denuncias son más insistentes por parte de quienes las usan de manera regular.

Por ejemplo, el pasado 18 de octubre, un usuario de Twitter identificado como ONI_Alanís (@FenoyYael), publicó que en la base de RTP de Zacatenco los camiones salen con una frecuencia de una hora.

Mientras que otra usuario, identificada como Doctora Tocino (@Andryrijilla), tuiteó que ha esperado dos horas para tomar el autobús de RTP dirección San Mateo Tlaltenango.

Otro caso es el de Pro Transporte CDMX (@ProTransporteMX), cuenta de Twitter que denunció retrasos en el servicio: “Buenos días @RTP_CiudadDeMex nuevamente fallas en sus frecuencias de camiones. Urge que cubran la demanda que hay.

Los testimonios

Entre los años 2019 y 2020, la Red de Transporte de Pasajeros vivió su mejor etapa porque las unidades estaban nuevas, limpias y no tardaban más de 20 minutos en salir, afirma en entrevista Carlos González Hernández, usuario de la Ruta 31B, que va de la avenida Izazaga al Deportivo Xochimilco.

“Antes de este Gobierno, el servicio era muy malo, pero era útil para ahorrar dinero porque por dos pesos podías llegar directo del Centro a Xochimilco y el camión morado (corredor de transporte público concesionado) cobraba siete pesos”, declara.

Después de que se compraron las primeras unidades, afirma el usuario, el servicio mejoró mucho.

“Hasta dos o tres unidades estaban formadas para salir, cuando antes lo común era esperar una hora por una sola unidad y la verdad es que sí mejoró muchísimo, se sintió el cambio”, menciona.

Incluso, pese a la pandemia de COVID-19, no percibió una afectación en el servicio.

Sin embargo, desde mediados 2021 y en lo que ha transcurrido de 2022, volvió a empeorar la situación: las unidades perdieron continuidad.

“Otra vez se volvió a lo mismo que en ocasiones pasadas, hasta un poco peor porque ya hay más gente en la calle y hay camiones cada hora; adentro, la gente va atascada. Peor porque, con poco tráfico, se hace una hora a Xochimilco, pero cuando hay mucha gente, llegan a ser hasta dos horas”, indica.

Situación similar a la que sucede en la Ruta 143, que corre de Taxqueña a Milpa Alta: el usuario Carlos Méndez señala que el camión de RTP que va hacia la periferia de la capital siempre ha sido tardado, pero actualmente sobrepasa de la hora y media.

“Lo común es que salgan con más frecuencia los autobuses que van de Taxqueña a San Gregorio Atlapulco, cada 30 o 40 minutos, y los que van hacia Milpa Alta cada hora y media, pero en este 2022 ya es prácticamente imposible tomarlo. Los checadores y el personal dicen que los camiones que cubren las rutas de la zona sur de la ciudad fueron mandados a Tláhuac, al servicio provisional de la Línea 12”, menciona.

RTP, el salvador de otros transportes

La Red siempre se ha caracterizado por ser la alternativa de movilidad que da su apoyo cuando el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro o el transporte concesionado tienen percances.

El 12 de septiembre pasado, ante la queja de un usuario en redes sociales por el retraso de unidades en la Ruta 13A, la cuenta oficial de RTP explicó que los servicios emergentes prestados a otros sistemas de transporte estaban afectando su operación.

“Buena tarde, todas nuestras rutas operan en horario habitual; sin embargo la frecuencia en la salida de nuestras unidades ha disminuido debido a los servicios de apoyo a otros sistemas de transporte. Agradecemos su comprensión”, indicó la Red en la publicación.

En este 2022, el servicio de RTP está apoyando al Metro en dos rutas: la Línea 1, que está parcialmente cerrada por mantenimiento, y la Línea 12, que permanece sin servicio desde el 4 de mayo de 2021, tras el colapso de una trabe en la estación Olivos.

Las autoridades capitalinas informaron que tanto la Red de Transporte de Pasajeros como el Metrobús, unidades de transporte concesionado, el Mexibús, la empresa de autobuses ADO y el Sistema de Transportes Eléctricos (STE) dispusieron de un total de 490 unidades para satisfacer la demanda de usuarios de la también llamada Línea Dorada.

El 11 de julio comenzó el servicio provisional emergente en apoyo a la Línea 1 del Metro, que cerró de Pantitlán a Salto del Agua por las obras de rehabilitación integral.

Al anunciar el operativo emergente, las autoridades informaron que un total de 300 camiones ayudarán a transportar usuarios en la Línea 1. Dicha cifra de unidades corresponde al 22 por ciento de la flota vehicular de RTP.

Te puede interesar: No pagues doble: transbordo entre Metro y RTP es gratis con Tarjeta de Movilidad

Salir de la versión móvil