La revista científica Science denunció en una investigación que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt) realizó despidos injustificados de investigadores mexicanos.

De acuerdo con la investigación y los testimonios que recabaron, hay un modus operandi que aplica la dependencia federal para despedir a los investigadores, acciones que fueron calificadas de “falta de humanidad”.

“Los investigadores despedidos por el programa informan experiencias similares. Primero, dicen, los funcionarios del Conacyt intentaron obligarlos a renunciar con la promesa de una indemnización. Si se negaban, la agencia dejaba de pagarles”, señala el artículo titulado ‘Falta de humanidad’: cientos de investigadores de carrera temprana expulsados ​​por la agencia científica de México.

Por ejemplo, el ingeniero aeronáutico Oliver Huerta, quien 2019 tuvo que acudir a la sede del Conacyt en la Ciudad de México, luego que fuera bloqueado su correo institucional.

Lee: ¿Para qué dio el Conacyt 5.8 mdp al proyecto de John Ackerman en la UNAM?

Al acudir, Diego Axel López Peláez, subdirector de evaluación y seguimiento, y un abogado, invitaron a Huerta a firmar su renuncia. Él se negó.

Unas semanas después, el Conacyt dejó de pagarle y los directores de su institución le dijeron que lo habían dado de baja del programa Cátedras.

El ingeniero presentó una demanda en diciembre de 2019, pero no ha habido mucho progreso. “Estamos colgando en una nube”, dice.

Otro caso similar es el de la bióloga Adriana Gómez Bonilla. Funcionarios del Conacyt también la presionaron para que renunciara en marzo de 2018, citando evaluaciones deficientes, que ella dice que son inexactas. Ella lo rechazó; unos meses después la agencia dejó de pagarle.

A junio de 2020, la agencia enfrenta 145 demandas activas por despido injustificado por un monto de $8.2 millones en daños, según un documento interno revisado por Science.

En febrero, unos 200 investigadores de Cátedras formaron un sindicato con la esperanza de negociar un contrato que protegiera sus puestos de trabajo y mejoraría las condiciones laborales.

Al respecto, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roces, niega que la agencia haya despedido injustamente a empleados. “No”, dice ella. “No es verdad.”

Te recomendamos: Beatriz Gutiérrez Müller será investigadora nivel 1 del SNI del Conacyt