El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) destinó 5 millones 817 mil 494 pesos para un proyecto dirigido por el académico John Ackerman en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Los datos salieron a la luz luego de una consulta realizada al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), donde un ciudadano solicitó a dicha entidad esclarecer la relación entre el académico y la cantidad recibida para su proyecto.

En su respuesta el Conacyt argumentó que la suma fue destinada al proyecto “Democracia, Culturas Políticas y Redes Sociodigitales en una era de Transformación Social” a nombre de la Coordinación de Humanidades de la UNAM.

Según narra el columnista Guillermo Sheridan, Ackerman ha recibido financiamiento durante cinco años a nombre del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS), programa que el académico dirige; sin embargo, no está claro si los más de cinco millones que entregó el Conacyt fueron para 2020 o abarcaron más tiempo.

De acuerdo con el documento de presentación del proyecto, firmado por Arckerman y que está disponible en la web, el programa está fundamentado en una “crisis mundial de la democracia”, los “retos para la democracia mexicana” y el papel de la Universidad “al servicio de la democracia”, dice el documento.

“Garantizar a través de las Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento (TAC), la incorporación de estos recursos a los procesos de enseñanza y aprendizaje, a la investigación de frontera y a la extensión, divulgación y difusión de la cultura en beneficio de la formación integral de los alumnos y de la sociedad en general, es una prioridad de atención inaplazable para la UNAM”.

Los proyectos que estudia Ackerman pagados por el Conacyt

En el sitio web de la PUEDJS se publicita un libro titulado “Las luchas de la CNTE”, sobre la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación; así como un “Laboratorio digital para la democracia” llamado “Tlatelolco LAB”, donde se discuten varios fenómenos sociales y políticos en México.

Entre ellos, destaca un documento que revela los presuntos “usos políticos de la pandemia. Narrativas y desinformación en México”, donde destacan que la oposición al Gobierno Federal ha encabezado la emergencia sanitaria “para disputar el sentido común de la población”. Y explica:


“El gobierno mexicano contrarrestó los intentos de desinformación a través de una estrategia de comunicación masiva en la que personas especialistas en el manejo de la pandemia construirán la narrativa oficial diariamente”

Argumenta que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, fue víctima de “ataques y campañas de deslegitimación” por parte de la oposición al gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.


“Destacó la figura del subsecretario Hugo López-Gatell, quien encabezó conferencias de prensa vespertinas y que fue también, como vimos, blanco de múltiples ataques y campañas de deslegitimación”.

Según el documento, la oposición se apoyó en la prensa extranjera “vinculada a intereses políticos en México”, así como expertos en salud “que se valen de la posición de científicos y neutrales” pero que en realidad son, argumentan los autores, “agentes políticos” dedicados a desprestigiar al gobierno de México.

Te puede interesar: Ackerman molesto con Morena por candidatura de Enrique Garay