El cuerpo sin vida de un minero fue rescatado durante la mañana de este sábado, de los ocho trabajadores que quedaron atrapados tras el desplome de una mina en el municipio de Múzquiz, Coahuila, informó la Coordinadora Nacional de Protección Civil (CNPC).

“Equipos que laboran en la búsqueda y rescate de los trabajadores atrapados en la mina Micarán en Múzquiz, Coahuila, han localizado desafortunadamente el cuerpo de una persona sin vida, el cual ya ha sido recuperado”, apuntó el organismo.

Se trata de Mauricio Martínez Cortés, de 40 años y originario del ejido de Cuchilla. Las autoridades también corroboraron que en la mina quedaron atrapadas ocho personas y no siete, como se había especulado.

El hallazgo ocurrió a las 9:30 horas, informó la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, y señaló que continuarán los trabajos en la zona junto con elementos de la Guardia Nacional, la CNPC y el gobierno de Coahuila; quienes desde el mediodía de ayer intentan rescatar a los mineros en el lugar del siniestro.

Trasciende que los rescatistas localizaron otros dos cuerpos y se encuentran maniobrando para recuperarlos.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, también acudió a la mina ubicada en el ejido de Rancherías y argumentó que “todos los recursos del Estado, en coordinación con los tres órdenes de gobierno, están puestos en el rescate de los trabajadores”.

Los trabajadores quedaron atrapados luego del desbordamiento de agua y posterior colapso de la mina de arrastre, entre los ejidos de Palaú y Barroterán, en la región carbonífera del estado.

El resto de los mineros atrapados, según la lista divulgada por el gobierno de Coahuila, incluye a Humberto Rodríguez, del ejido La Mota; Damián Ernesto Robles, de Rancherías; Gonzalo Cruz Marín, de Rancherías; Pedro Ramírez, de La Mota; Leopoldo Méndez Sánchez de 20 años, Francisco Briseño y Carlos Moreno Cervantes, cuya identidad fue revelada por la Organización Familia Pasta de Conchos (OFPC).

Te puede interesar: Se desploma mina en Múzquiz, Coahuila; hay 7 mineros atrapados