La sucesión en la dirigencia de Morena se complica. El partido en el poder cada día se muestra más dividido y la selección del nuevo presidente y secretario general podría ser el punto de ruptura.

Después de semanas de disputa por el método de selección y de que el Instituto Nacional Electoral (INE) a través de una consulta de reconocimiento, definiera a los candidatos finalistas, una lluvia de impugnaciones ocasionó que la contienda llegara al máximo tribunal electoral del país.

Es así como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación perfila “tirar”, sin fecha definida, la encuesta para la dirigencia de Morena y “congelar” el proceso hasta después de pasados los comicios de 2021, el proceso electoral más grande en la historia del país.


Entre los argumentos con los que justifica el TEPJF la cancelación del proceso de renovación, está que el INE no fijó un marco normativo lo que provocó inequidad, carencia del control de los recursos y la falta de topes de gastos

De esta manera, Morena llegaría a la cita electoral dividido, entre tribus y con un presidente interino.

De acuerdo con el TEPJF, el proceso debe de ser frenado debido a que no se respetaron los derechos políticos-electorales de todos los aspirantes. Como parte de los agravios que llevaron a presentar el proyecto al magistrado presidente, Felipe Fuentes Barrera se encuentra la ausencia de reglas para el acceso a medios de comunicación y la falta de límites o topes de gastos de promoción.

En caso de que la mayoría de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal voten a favor del proyecto, el actual presidente Alfonso Ramírez Cuéllar y la secretaria general, Yeidckol Polevnsky seguirán al frente del partido guinda.

Para Mario Delgado, aspirante puntero en las encuestas externas, la decisión del TEPJF, afectaría directamente al máximo tribunal electoral, ya que apenas el pasado 25 de septiembre la Sala Superior avaló los cambios realizados por el Consejo General del INE relativos a los lineamientos, cronograma y convocatoria del proceso interno de Morena.

Esto luego de que el 15 de septiembre la misma Sala Superior ordenara al INE modificar los lineamientos para considerar el principio de paridad de género.

“Estamos ante algo rarísimo porque el Tribunal podría contradecir todo lo que ha hecho. Apenas el 25 de septiembre ratificaba la convocatoria del INE y la parecía bien lo que ahora ya no le gustó.

“Me parece grave por la propia credibilidad del Tribunal de cara al proceso electoral más grande de la historia de nuestro país en 2021. Si el Tribunal mina su credibilidad quien pagaría el costo serían ellos mismos. Es delicado porque ellos van a arbitrar las elecciones de 2021”, dijo el coordinador de los diputados federales del partido guinda el día de ayer en entrevista radiofónica.

El máximo tribunal electoral pospondría la realización de la encuesta abierta y por lo tanto la renovación de la dirigencia hasta que concluya el proceso electoral 2020-2021

Finalmente, el legislador acusó que al frente del partido hay una dirigencia sin legitimidad.

“Deberíamos de dejar ya pasar el tema de la dirigencia y trabajar en unidad para formar estructuras, cuidar el voto y definir candidaturas. Actualmente no está en disputa el 2024, no va a haber 2024 si no hay 2021. El mismo presidente lo dijo, ‘hay mucho pueblo para tan poco dirigente’ el presidente ha sido un promotor de la encuesta”, agregó Delgado.

Del otro lado de la disputa por el control del partido guinda, se encuentra Porfirio Muñoz Ledo, quien acusó directamente a Delgado de ser un alfil para que el canciller Marcelo Ebrard consiga la candidatura presidencial en 2024.

“Ellos tienen intereses personales. Si perdemos esto, es como elegir a uno, que se llama Marcelo Ebrard, para la Presidencia. Yo no digo que sea malo, tiene mucho dinero. ¿Qué pasaría si ellos ganan? Pues ya va a ser presidente Marcelo, ya va a estar ‘pelas’ políticamente el presidente. Le van a hacer un sexenio corto, de tres años”, dijo Muñoz Ledo a militantes de Morena.

El pasado 24 de septiembre se filtró un audio de algunos miembros de la dirigencia nacional en la que externaron su preocupación ante la posibilidad de que Delgado se convierta en el nuevo presidente, pese al dinero que le han inyectado a la candidatura de Muñoz Ledo.

“Vamos a tener que organizar la resistencia. Si queda Mario, nos vamos a tener que meter en la resistencia, que no se queden con todo y quieran agandallarse, para eso la gente se pinta sola”, se le escucha decir a la presidenta del Consejo Nacional de Morena, Bertha Luján.

En lo privado y en público, dicha ala morenista e incluso el actual dirigente nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, reprocharon el supuesto financiamiento y el derroche de recursos que han hecho algunos aspirantes en su búsqueda por la presidencia.

“Nos excluyeron del proceso, se lo entregaron a un órgano externo y lo hicieron a la carrera. No es posible que se estén gastando cientos de millones de pesos en espectaculares, brigadistas, en propaganda en redes sociales en espacios de medios de comunicación.


Algunos de los participantes en la contienda fueron los que vulgarizaron el proceso, ese gasto insultante es algo que tendrá que ser explicado, se tiene que conocer de dónde sacaron tanto dinero que no está estipulado ni en los lineamientos ni en la convocatoria

Alfonso Ramírez Cuéllar

Presidente de Morena

Tanto el exdiputado federal como Delgado insisten en que se debe dejar atrás la pugna por la presidencia del partido y concentrarse en los comicios de este año y de 2021.

“Independientemente del resultado, lo que necesitamos es restablecer la institucionalidad, lograr un gran acuerdo entre todos para enfrentar con éxito las elecciones de Hidalgo y de Coahuila, que están en curso, y todo el proceso electoral federal. Eso es lo más importante”, comenta.

De aprobarse el proyecto del ministro presidente del Tribunal Electoral, Ramírez Cuéllar seguiría al frente del partido, a lo que comenta que eso es algo que ni lo obsesiona ni le quita el sueño.

“No es algo que me obsesiona, yo estoy abierto a todo, a la decisión que se tome, lo importante es que tengamos ya un acuerdo de unidad, definamos las candidaturas y echemos a andar la estrategia electoral. Además la ley es muy clara, la ley prohibe los procesos internos cuando tenemos una elección federal”, concluye.

También puedes leer: Mario Delgado y Muñoz Ledo critican que TEPJF se retracte de la encuesta abierta de Morena