La tarde de este jueves, el fiscal General de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, aclaró que el ataque con un regalo bomba en la ciudad de Salamanca se debió a un conflicto por adeudo millonario con Mauricio Salvador Romero Morales, dueño del establecimiento.

Zamarripa Aguirre esclareció que un hombre y una mujer fueron detenidos y habrían cometido dicho ataque con un dispositivo remoto, el cual hicieron explotar en el exterior del restaurante Barra 1604 de la ciudad de Salamanca.

Durante una conferencia de prensa, el fiscal detalló que los detenidos fueron reconocidos como Georgina N. y Eduardo N., quienes conocían a la víctima fallecida de nombre Mauricio y entre estos últimos habían realizado negociaciones comerciales.

Sin embargo, las negociaciones concluyeron en malos términos y ello motivó a una discrepancia irreconciliable “por un adeudo millonario”, con lo que se descartó el móvil del derecho de piso.

El fiscal abundó en que los detenidos idearon, transportaron e hicieron explotar el artefacto de elaboración artesanal con un dispositivo remoto.

Por su parte, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, informó y celebró la detención de los presuntos responsables de la explosión.

“Les anuncio que hemos detenido ya a los responsables de este atentado con un artefacto explosivo en Salamanca, hoy fueron detenidos me informó el fiscal, estos son los hechos que tenemos que dar en respuesta contundente”, dijo.

Lee: “Somos rehenes de delincuentes”: familia de empresario muerto por acto terrorista en Salamanca

Mario Alberto Hernández y Mauricio Salvador Romero, gerente y socio comercial del restaurante Barra 1604 de Salamanca fallecieron el domingo luego de que les estalló un paquete que recibieron como si se tratara de un regalo, ya que ese día fue el cumpleaños de Hernández.

Ayer, el fiscal Carlos Zamarripa reveló que ya habían establecido algunas posibles identidades de las personas involucradas en el atentado, mismas que elaboraron el explosivo y las que lo trasladaron.

Sin embargo, fue hasta este jueves que se confirmó la identidad de los sospechosos, de quienes se presume viajaron desde el municipio de Cortazar hacia Salamanca, donde contactaron el servicio de envíos en motocicleta en la colonia Constituyentes, a 12 kilómetros del restaurante.