De acuerdo con informes extraoficiales, existen carpetas de investigación en contra de al menos ocho alcaldes


La única banda de huachicoleros que opera en forma independiente en Puebla, de acuerdo con fuentes oficiales, sería la de ‘Los Negros’

Las autoridades federales tienen detectadas en Puebla al menos siete bandas de huachicoleros que se dedican a la extracción ilegal de combustible de los ductos de Pemex, la mayoría de ellas asociadas directamente con algún cártel de las drogas.

El crimen organizado comenzó a incursionar en Puebla tras el “boom huachicolero” que detonó hace apenas dos años.

Las bandas de “Los Marranos” y “Los Negros” son las dos principales organizaciones criminales dedicadas al robo y extracción ilegal de combustible, provocando un alza de la violencia en el llamado Triángulo Rojo, conformado por los municipios de Tepeaca, Quecholac, Acatzingo, Palmar de Bravo y Tecamachalco.

Otro punto álgido es la región de San Martín Texmelucan, controlada por las bandas “El Toñín” y “El Loco Téllez”, ligadas al cártel de Los Zetas.

A la lista de bandas que fuentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) reconocen como dedicadas el robo de combustible en Puebla se suman “Los Aquino”, “El Tláloc” y la de “El Bucanas”, esta última ligada al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los vínculos

Funcionarios de inteligencia federal presumen que “Los Aquino” es una organización que trabaja en forma independiente, aunque algunos de sus integrantes detenidos refieren su pertenencia al Cártel de la Familia Michoacana.

La banda “El Tláloc”, según versiones de autoridades, opera en San Martín Texmelucan y cuenta con respaldo del Cártel del Golfo, que a su vez se asocia con el CJNG para el control de la ordeña.

Por su parte, “Los Marranos” sería un brazo del Cártel de Los Beltrán Leyva, que comenzó a operar en esta región a partir del rompimiento de su actual líder, Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, con el cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La banda de “Los Marranos”, al igual que la de “Los Aquino”, mantiene fuertes nexos con funcionarios municipales de la zona del Triángulo Rojo.

La única banda de huachicoleros que opera en forma independiente en Puebla, de acuerdo con fuentes oficiales, sería la de “Los Negros”, que además de controlar la extracción de combustible maneja en forma casi exclusiva los puntos de venta de combustible robado al transporte de carga que circula sobre la autopista México-Puebla-Orizaba.

Más barato

El comercio de combustible robado en el corredor México-Puebla-Veracruz:

>> 17

Pesos cuesta un litro de diésel en estaciones oficiales de servicio

>> 9 a 11

Pesos se vende el litro de diésel en los puntos clandestinos

>> 17.99

Pesos el precio oficial de litro de gasolina premium

>> 10

Pesos se puede conseguir la gasolina premium con los huachicoleros

Ante la demanda, la oferta

Se estima que entre el 30 y el 40 por ciento de los vehículos de carga que circulan sobre el corredor México-Puebla-Veracruz consumen combustible robado.

Además, se estima que al menos 4 de cada 20 vehículos particulares compran gasolina en puntos de venta que, principalmente en la noche, se establecen a la orilla de la carretera.

En un recorrido que realizó Reporte Indigo sobre las carreteras México-Puebla-Xalapa y Córdoba-Orizaba-Puebla, se pudo constatar la existencia de al menos 18 y 25 puntos de venta de combustible robado, respectivamente, en donde el litro de combustible se vende hasta en un 30 por ciento más barato frente al precio que ofrecen las gasolineras.

A sólo unos metros de la carretera, la totalidad de los puntos de venta de combustible robado operan de manera abierta, sin ser molestados por autoridades.

Estimaciones extraoficiales señalan que la ordeña de gasolinas y diésel deja en Puebla una utilidad superior a los mil 260 millones de pesos al año, haciendo que esa ilícita actividad sea el principal atrayente de los cárteles para establecerse en la zona.

Esa es la razón por la que hoy fuentes de inteligencia federal estiman que el estado de Puebla se ha convertido en destino de casi todos los cárteles de las drogas, los que a través de las bandas delictivas locales pretenden colocarse en el rentable negocio ilícito de la extracción de combustible.

Área de oportunidad

El negocio del huachicol en Puebla es rentable para los cárteles de las drogas:

Los que protegen a bandas de huachicoleros:

> La Familia Michoacana

> Cártel Jalisco Nueva Generación

> Los Zetas

> Cártel del Golfo

Los que no han dado indicios de participar:

> Los Arellano Félix

> El Cártel de Juárez

> La Línea

> Los Dámaso

> Los Caballeros Templarios

> Cártel de Sinaloa

Detienen a edil por protegerlos

Acusado de brindar protección a grupos delincuenciales dedicados a la extracción ilegal de combustible, el alcalde de Palmar de Bravo, Puebla, Pablo Morales Ugalde, fue detenido por las fuerzas federales.

La detención del munícipe se suma a la realizada el pasado 10 de marzo, cuando fue detenido el presidente municipal de Atzitzintla, José Isaías Velázquez Reyes, también acusado de proteger a las bandas de chupaductos.

A Morales Ugalde se le relaciona con la banda de “El Bucanas”, y fue detenido por su probable comisión en los delitos de Delincuencia Organizada, Lavado de Dinero y Evasión Fiscal; el Ministerio Público de la Federación sostiene que el alcalde dispuso de al menos siete gasolinerías de su propiedad para vender combustible robado.

El pasado 18 de abril, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Procuraduría General de la República se coordinaron en un operativo en los municipios de Palmar, Atzitzintla, Quecholac, Huxcolotla y Cuyoaco, y clausuraron las gasolineras propiedad del edil.

Según informes extraoficiales, también existen carpetas de investigación en contra de los alcaldes de Acajete, Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Esperanza, Ciudad Serdán, Huixcolotla y Felipe Ángeles, a los que se les indaga su probable responsabilidad en la protección de bandas huachicoleras.