El Partido Revolucionario Institucional (PRI) acusó este viernes a Morena de una persecusión en contra de Jesús Murillo Karam, quien fue detenido por la Fiscalía General de la República (FGR), y por lo cual consideró al exprocurador como un posible preso político.

De hecho, en sus redes sociales, el PRI consideró que la detención del ex procurador en el sexenio de Enrique Peña Nieto corresponde más a un tema político que de justicia, debido a que en su perspectiva esta acción no da respuesta a las familias de las víctimas.

En ese sentido, el partido tricolor también señaló que esperarán a que las autoridades dejen de ejercer acciones selectivas y den con los responsables materiales de los hecho en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Hoy al Gobierno de Morena le sirve irse contra el exprocurador, mañana será contra cualquier opositor o ciudadano que les incomode”, indicó el PRI por medio de sus redes sociales.

Aunado a ello, el partido también reiteró su respaldo absoluto hacia Jesús Murillo Karam al mismo tiempo que recalcó que no se quedarán callados ante “un Gobierno que utiliza el aparato de Estado en contra de los opositores”.

Por otro lado, cabe recordar que el exprocurador General de la República, Jesús Murillo Karam, hizo célebres algunas de sus declaraciones durante las investigaciones por el caso Ayotzinapa.

Jesús Murillo Karam fue el primer procurador general de la República durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto entre 2012 y 2015.

Puedes leer: Murillo, Robles y Lozoya: del gabinete de Peña a ser detenidos por la Fiscalía

Durante este periodo, se ocupó de la investigación por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la escuela normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014.

Asimismo, la investigación a su cargo determinó que los estudiantes habían sido asesinados e incinerados en un basurero en el poblado de Cocula, una hipótesis que él bautizó como la “verdad histórica”.

“Los estudiantes normalistas fueron privados de la libertad, privados de la vida, incinerados y arrojados al río san Juan, en ese orden. Esa es la verdad histórica de los hechos”, dijo Murillo Karam, el 27 de enero de 2015.

Esta no fue la única frase por la que Murillo Karam fue criticado durante la investigación.

El 7 de noviembre de 2014, el entonces procurador general de la república, dijo ante medios “muchas gracias, ya me cansé” para poder dar por terminada una conferencia de prensa sobre el caso Ayotzinapa.