Sandra Pámanes ofreció ayer una rueda de prensa para informar que el Ayuntamiento regio continuará dando la pelea juíridica en todos los terrenos para aplicar la ley de Desarrollo Urbano Municipal

El Ayuntamiento de Monterrey interpuso el martes una queja ante los Tribunales Colegiados contra la suspensión provisional del casino Foliatti, cuya licencia municipal califica como falsa.

Con ello también estudia la posibilidad de interponer una denuncia penal contra el Juez Segundo de Distrito, o contra el exfuncionario que supuestamente firmó el documento apócrifo de uso del suelo, que presuntamente fue José Garza Gallardo.

La secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, aseguró estar integrando la denuncia contra quien resulte responsable por esa aprobación de documentos que calificó como “hechizos”.

“Analizamos presentar en todos los aspectos y combatir este recurso de suspensión provisional que se le otorgó a la empresa, a fin de llegar a la verdad”, explicó Pámanes

“Entonces vamos a combatir el juicio de amparo, verdad, que ellos mismos están promoviendo, y también por la vía penal. 

“Y ahí tendríamos que evaluar también si es una instancia estatal o federal hacia la cual habremos de dirigirnos”.

El Ayuntamiento de Monterrey, sin hacer juicios de valor contra el juez Javier Lozano Martínez , manifestó que las autoridades judiciales deben cuidar el tipo de decisiones que toman para evitar este tipo de actos.

Sandra Pámanes no descartó continuar con la investigación, tanto hacia las autoridades judiciales, como en cuanto hacia adentro del Municipio a través de la Contraloría.

 “Si alguna persona esta tratando de utilizar documentación falsa o apófrica en defensa de lo que pueda tener acción de la autoridad municipal, me parece muy delicado y tendríamos que poner sobre la mesa cualquier situación que esté dándose”.

“También tenemos que señalarlo así para la autoridad Judicial que lo dio (el documento) por válido”, expresó Pámanes.