Los estudiantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) entregaron las instalaciones, que mantenían tomadas desde el 29 de noviembre pasado, debido a la alza de contagios de COVID-19. 

Los alumnos que se hallaban en el plantón dijeron que hallarán otras formas de resistencia, debido a la intención de e María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), de reformar el estatuto que rige al CIDE. 

“Decidimos transitar a otras formas de resistencia. Especialmente ahora que la directora de CONACyT ha vuelto a convocar a la Asamblea de Socios para reformar el Estatuto. Exhortamos a los Socios a respetar el procedimiento normativo y garantizar la democracia de nuestra escuela”, expresaron en un comunicado. 

Apenas el pasado viernes, alumnos y autoridades del CIDE informaron acerca de la cancelación de la reunión a distancia con Álvarez-Buylla. 

En dicho encuentro, Álvarez-Buylla pretendía reformar el estatuto del CIDE, sin embargo, la reunión no llegó a concretarse. 

A través de un oficio, con fecha 7 de enero y firmado por José Alejandro Díaz Méndez, titular de la Unidad de Articulación Sectorial y Regional del Conacyt, Álvarez-Buylla informó al CIDE acerca de su intención de reunirse de manera virtual el 14 de enero con las autoridades de dicha institución. 

Te sugerimos: Comunidad del CIDE cancela reunión en la que titular del CONACYT reformaría el estatuto

La entrega de las instalaciones ocurre a 48 días de la toma, después de que alumnos y profesores se inconformaran de que Álvarez-Buylla ratificara a José Antonio Romero Tellaeche como director del CIDE, para el periodo 2021-2026.

“Desde el 29 de noviembre, la comunidad estudiantil del CIDE iniciamos una resistencia asimétrica ante la arbitrariedad de las autoridades del Conacyt, con el objetivo de salvaguardar la legalidad de nuestros Estatutos y el óptimo funcionamiento de la institución. El día de hoy cumplimos 48 días de

haber recuperado nuestras instalaciones. En el camino hemos encontrado el apoyo y la solidaridad de toda la comunidad, otras universidades, lideres de opinión y la población en general. Agradecemos toda la fortaleza que nos brindan”, mencionaron en el comunicado. 

La convocatoria de Álvarez-Buylla para reformar el estatuto fue calificada como ilegal por las autoridades del CIDE, debido a lo previsto en el artículo 42, fracción V, que especifica las facultades y obligaciones del Consejo Académico. 

Según este artículo el consejo debe “conocer y aprobar toda modificación a los Estatutos de la Asociación, previo a su sometimiento por el Director General al Consejo Directivo y a la Asamblea General”, sin embargo, el Consejo Directivo no se ha reunido para avalar los cambios.