La directora del Metro, Florencia Serranía Soto y la fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, deben comparecer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para informar sobre las causas del desplome en la Línea 12 del Metro, deslindar responsabilidades y se finquen las sanciones que correspondan, demandó el grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.

Los legisladores del Sol Azteca consideraron necesario que Florencia Serranía Soto también informe en su comparecencia cuáles acciones llevará a cabo para atender la demanda de transporte de miles de afectados y adelante la fecha tentativa en la que se reiniciará el servicio en la línea siniestrada.

Asimismo, se pronunciaron porque la investigación y peritajes que realice la Fiscalía sea “lo suficientemente exhaustiva para deslindar responsabilidades administrativas y/o penales por las acciones u omisiones en la supervisión y mantenimiento de la Línea 12”.

Los perredistas recordaron que en marzo de 2014, a solo dos años de su inauguración –en octubre de 2012– debió suspender su servicio debido a la detección de fallas que ponían en riesgo la integridad y vida de los más de 430 mil usuarios y que, seis años después de esa fecha, la propia ciudadanía publicó imágenes sobre el deterioro de su infraestructura.

Dijeron que a esto se agrega la disminución del presupuesto del Sistema de Transporte Colectivo (STC) de 17 mil 580 millones en 2018 a 15 mil 652 millones en 2019, lo que equivale a 15 por ciento menos, reducción que afectó particularmente al mantenimiento de infraestructura e instalaciones.

También puedes leer: Omisión y corrupción de Serranía al frente del Metro