La Armada de México confirmó de manera oficial la detención del narcotraficante Rafael Caro Quintero gracias al olfato de un can de la Marina.

“La Secretaría de Marina a través de la Armada de México informa que hoy, en un operativo realizado por la Fiscalía General de la República (FGR) en coordinación con personal naval, se logró la detención de un presunto transgresor de la ley, en el estado de Sinaloa, señalado como un objetivo prioritario para el Gobierno de México y de los Estados Unidos de América”, se explica en un comunicado.

“Se informa que el citado objetivo fue localizado entre matorrales por un elemento canino de esta institución, de nombre ‘Max’, cuyo adiestramiento de búsqueda y rescate permitió su ubicación, habiendo sido puesto a disposición de la FGR para la integración de la carpeta de investigación correspondiente”, se explica.

Lee también: Helicóptero de la Marina se desploma en Sinaloa y deja nueve personas muertas

La acción fue resultado de trabajos de campo y gabinete, realizados desde su liberación en 2013, lo que permitió la ubicación de Caro Quintero en el municipio de San Simón (Choix), Sinaloa, quien era buscado por las autoridades de seguridad del gobierno mexicano, contando con dos órdenes de aprehensión en su contra, así como con una orden de extradición a Estados Unidos.

La Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), refiere la Armada, reconoce al presunto narcotraficante como líder de un grupo delictivo en este país.