¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

19S

Patrimonio en ruinas

J. Jesús Lemus

A un mes del sismo del 19 de septiembre, el INAH aún no concluye la estimación de daños a los inmuebles históricos, pero se calcula que 600 construcciones sufrieron deterioros, de los cuales, el 85 por ciento son templos católicos


Oct 23, 2017
Lectura 9 min
portada post

Sumado a la tragedia humana que dejó el sismo del 19S, se acumulan los daños ocasionados al patrimonio histórico y cultural de la nación.

A más de un mes del desastre, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aún no termina de cuantificar los daños al acervo, pero se estima que hay afectaciones en por lo menos 600 inmuebles históricos, artísticos y arqueológicos en los estados de Puebla, Oaxaca, Tlaxcala, Tabasco, Chiapas, Morelos y Estado de México.

El sismo del 19S dejó su mayor saldo de destrucción en los templos católicos, los que frente a otras edificaciones históricas, artísticas y culturales, representan casi el 85 por ciento de las construcciones afectadas.

Sólo en Oaxaca, la primera evaluación del INAH revela que fueron por lo menos 305 inmuebles, principalmente templos católicos, los que se vieron afectados por el sismo; otros 20 sitios arqueológicos y construcciones artísticas también sufrieron daños de consideración, en donde será necesaria una cuantiosa inversión, económica y humana, para su rehabilitación.

“El censo de afectaciones ha permitido planear las acciones de restauración e integrar los requerimientos para gestionar ante el FONDEN los recursos financieros requeridos, y respaldar de esta manera el compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto para la intervención inmediata en el patrimonio afectado”, de acuerdo a un comunicado oficial del INAH.

Pero al momento aún no se sabe a cuánto pueda ascender el monto de inversión requerida para la rehabilitación de los espacios históricos rescatables, pues no ha concluido el censo de evaluación de los daños del sismo, en donde trabajan 130 especialistas del INAH.

Hasta ahora, el INAH sólo establece en su conteo preliminar el número de edificaciones que sufrieron daños, que van desde cuarteaduras en muros hasta derrumbes de cúpulas y campanarios, así como destrucción de piezas de arte sacro.

Pero la cuantificación hecha por diversos párrocos, indican que por lo menos uno de cada cinco templos en Puebla, Oaxaca, Chiapas, Morelos y Edomex que se vieron afectados, requieren de una rehabilitación de entre el 70 al 90 por ciento.

En Puebla, de acuerdo a la versión del Arzobispo Víctor Sánchez Espinoza, algunos inmuebles emblemáticos como la Iglesia de los Remedios de San Andrés Cholula y el convento de Huequechula, no sólo registran derrumbes de los campanarios y de la bóveda, respectivamente, sino que sus estructuras se resintieron en forma considerable.

Una de las iglesias que prácticamente quedó destruida por el sismo, cuya reconstrucción tendrá que ser total es la de Atzala, en el estado de Puebla, que colapsó –justo en el momento en que se celebraba un bautizo y 20 personas perdieron la vida- en más de un 80 por ciento, quedando sólo en pie al frontispicio, los muros laterales y parte del altar central.

2,450 Piezas de arte sacro de valor histórico no cuantificable sufrieron daños en Puebla, Morelos, Oaxaca y Chiapas

La Iglesia de San José, en Tlaxcala, sufrió daños en la cúpula y en el campanario, un grupo de vecinos vigila que el patrimonio histórico del interior, que data del siglo XVII, no sea sustraído

Temen robo de arte sacro

Amás de un mes de ocurrido el sismo todavía hay localidades, sobre todo en la zona de la Mixteca poblana y en la zona limítrofe de los Estados de México y Morelos, en donde no se ha hecho la debida cuantificación.

Ante esa situación y por temor a que los bienes artísticos y culturales se pierdan, vecinos se han organizado para resguardar el arte sacro que ha quedado expuesto, y salvaguardarlo de los saqueos y la rapiña que ya se han hecho presentes en las zonas devastadas.

Lo mismo sucede en Atlixco, Puebla, donde el exconvento del Carmen cerró por las afectaciones del sismo y en su interior quedaron reliquias de valor histórico que ahora son resguardadas por los residentes.

También la parroquia de San Pedro y San Pablo, en Ecatzingo, Estado de México, ahora se encuentra bajo el cuidado de los moradores a fin de conservar algunas piezas de arte sacro que datan de 1564, y que son catalogadas en los anales del INAH como patrimonio cultural del pueblo mexicano.

En la iglesia de Tepontla, en la junta auxiliar de San Pedro Cholula, Puebla la cúpula se vino abajo y el curato local ha tomado medidas particulares de seguridad, a fin de que los oleos de imágenes religiosas y otras piezas como el sagrario y los cálices no sean objetos de la delincuencia.

En la iglesia de El Sagrario, en Cuernavaca, la autoridad religiosa ha contado con el respaldo de la autoridad municipal para brindar seguridad permanente.

Otro templo en donde se han registrado guardias de vecinos para evitar el saqueo del arte sacro es en Chautla de Tapia, Puebla, en donde la iglesia que data del siglo XVIII quedó severamente afectada, al colapsar la cúpula y registrar cuarteaduras en parte de la estructura lateral.

En la iglesia de Jantetelco Morelos, donde colapsó la torre del campanario y parte del frontispicio, los pobladores se han organizado con la autoridad religiosa y civil para trasladar algunas de las piezas de arte sacro, principalmente imágenes religiosas, a domicilios particulares, en donde se cuenta con vigilancia de los vecinos.

Donde también los vecinos y feligreses se han organizado para resguardar las piezas de arte sacro es en la junta auxiliar de Tulcingo, en Tochimilco, Puebla, donde los vecinos en respaldo del curato local han retirado del templo de San Lucas todas las piezas de valor histórico para ponerlas a buen resguardo en un domicilio particular que es vigilado las 24 horas.

Los templos más castigados

Tras el sismo, 75 iglesias en Puebla, 12 en Morelos, 62 en el Estado de México, 32 en Chiapas y 105 en Oaxaca registraron severos daños

Atendiendo a las recomendaciones emitidas por las delegaciones estatales de Protección Civil la Arquidiócesis de México, ha recomendado el cierre temporal de los templos que registran daños en sus estructuras.

En Chiapas, los templos más afectados son el de Santa Lucía, cuyas torres del campanario colapsaron; la Catedral de San Cristóbal, el Templo de la Virgen de Guadalupe, Villa las Rosas, que registra la caída del 30 por ciento de la cubierta y el Templo de San Lorenzo de Zinacantán, con un deslizamiento general de las tejas de su cubierta y colapso total de las torres de los campanarios.

En Oaxaca, donde se cuantifican daños considerables en 85 templos, uno de los más afectados es el inmueble de San Vicente Ferrer, en Juchitán, que presentó derrumbe parcial del 80 por ciento de su torre; el Templo Santiago Aztata que registra colapso general del campanario, el Templo de San Lucas Ixcotepec que presenta colapso de su cubierta y el Templo de Santa María Ozolotepec, que tendrá que ser demolido ante la severa afectación de la nave principal y derrumbes de los contra fuertes.

En el estado de Puebla, entre los templos que más daños registran, cuya reconstrucción aún no se ha determinado, están el de San Francisco, en plena capital del estado, en donde colapsaron partes de la torre del campanario y la corona de la cúpula, así como el Templo de la Virgen de Los Remedios en San Andrés Cholula, donde cayeron los dos campanarios.

En Morelos, los templos más afectados por el sismo del 19S son el De La Asunción y el templo de San José Caracol, en el municipio de Yautepec, los que tendrán que reconstruirse totalmente, además de los templos patronales de Tepoztlán, Tetecala y Huazuco, donde las afectaciones llegan al 90 por ciento.

Edificios culturales afectados

El INAH ha reconocido algunos inmuebles de valor histórico y cultural que fueron afectados en forma severa en Oaxaca:

> Teatro Macedonio Alcalá

> Palacio Municipal de Juchitán

> Casa de Cultura de Juchitán

> Casa de Cultura de Tehuantepec

> Catedral

> ExConvento de Santo Domingo

> Templo de San Sebastián

> Zona Arqueológica de Monte Albán

Zona Arqueológica de Atzomba

> Zona Arqueológica Iglesia Vieja

Golpe a la cultura en Oaxaca y Chiapas

El INAH también ha reconocido que otros edificios de valor histórico y cultural fueron afectados en forma severa, como el Teatro Macedonio Alcalá, de la ciudad de Oaxaca, que reporta grietas severas que requieren atención.

Allí mismo, en Oaxaca, también se reconoce la pérdida del patrimonio cultural en el Palacio Municipal de Juchitán, que se derrumbó parcialmente, así como en la Casa de Cultura de Juchitán, que sufrió severos daños en la biblioteca y sala arqueológica, y en la Casa de Cultura de Tehuantepec, que registra severas afectaciones en techos que aún pueden colapsar.

A la lista de afectaciones a los espacios culturales dejados por el sismo se suman también los daños ocasionados a la Catedral, el ExConvento de Santo Domingo y el Templo de San Sebastián, de Oaxaca, en el Istmo de Tehuantepec.

Otros espacios culturales afectados se encuentran en la Zona Arqueológica de Monte Albán y en la Zona Arqueológica de Atzomba, igual que en la Zona Arqueológica Iglesia Vieja, ubicada en el municipio de Tonalá, Chiapas, que presenta daños en la estructura, y la Zona Arqueológica de Chiapa de Corzo registra daños en algunas partes de los basamentos.

En Chiapas, los templos más afectados son el de Santa Lucía, la Catedral de San Cristóbal, el Templo de la Virgen de Guadalupe, Villa las Rosas y el Templo de San Lorenzo de Zinacantán


Notas relacionadas

Oct 20, 2017
Lectura 6 min

19S

Los huérfanos del sismo

J. Jesús Lemus


Oct 20, 2017 Lectura 6 min

Oct 20, 2017
Lectura 4 min

19S

Canalizar la ayuda

Hidalgo Neira


Oct 20, 2017 Lectura 4 min

Comentarios