El Papa Francisco pidió este martes que muertes de migrantes como las ocurridas en Texas y Melilla no sucedan de nuevo.

A través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el líder religioso lamentó la muerte de migrantes y expresó su “dolor” por las víctimas.

“Recibí con dolor la noticia de las tragedias de migrantes en Texas y en Melilla“, dijo en Twitter el pontífice. “Recemos juntos para que nuestros hermanos que murieron buscando la esperanza de una vida mejor”, agregó.

Y pidió que “el Señor nos abra el corazón y estas desgracias no sucedan de nuevo”.

El lunes, 50 migrantes fueron encontrados sin vida en el interior del remolque de un camión estacionado en las afueras de San Antonio, en la frontera de Texas, Estados Unidos, con México.

Entre los fallecidos se han identificado a 22 personas de origen mexicano, y al menos 16 heridos tuvieron que ser trasladados a hospitales.

Lee: Confirman 22 mexicanos muertos en tráiler abandonado en Texas; decesos suben a 50

Autoridades de Texas confirmaron que entre las víctimas hay 22 mexicanos, siete de nacionalidad guatemalteca y dos hondureños, además hay todavía 19 víctimas sin identificar su nacionalidad.

Mientras que el viernes, al menos 23 migrantes murieron en enfrentamientos con la policía cuando intentaban entrar en el enclave español de Melilla, en el norte de Marruecos.

Las muertes se produjeron después de la actuación de los agentes del país magrebí, que dispusieron un amplio dispositivo para frenar a los emigrantes, utilizando gas, pelotas de goma, porras y piedras lanzadas con hondas.