Senadores del PAN cuestionaron la decisión del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, de no suspender la concentración masiva convocada por el presidente de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en el Zócalo para festejar el tercer aniversario de su gobierno, si ya se sospechaba de la presencia de ómicron, la nueva variante del coronavirus SARS-CoV-2.

Ante ello, demandaron al funcionario “responder con seriedad” si por fin se promoverá el uso obligatorio del cubrebocas y dejarán de negar vacunas a niños de cinco años en adelante, ante la confirmación del primer caso de ómicron en México.

López-Gatell, puede responder lo siguiente: ¿Si sospechaban de este caso, ¿por qué no cancelaron el informe del presidente? ¿Ahora sí promoverán el uso obligatorio del cubrebocas? ¿Dejarán de negar vacunas a niños de cinco años en adelante? “Responda con seriedad”, escribieron en su cuenta oficial de Twitter.

Y es que de acuerdo con la propia Secretaría de Salud, fue el 21 de noviembre que la persona contagiada con la variante llegó de Sudáfrica a la Ciudad de México y seis días después comenzó a presentar síntomas.

Lee también: Por relajación de medidas, México podría registrar aumento de contagios y muertes: OPS

El 29 de noviembre se le realizó la prueba y el 30 de noviembre se recibió la muestra en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), donde inició su análisis con el nuevo protocolo establecido el 26 de noviembre.

Esto quiere decir que, justo un día antes del acto masivo del presidente López Obrador, las autoridades sanitarias ya tenían conocimiento de la presencia del primer caso sospechoso de la variante ómicron en el país.