La oposición venezolana instó al Gobierno de Nicolás Maduro a volver a la mesa de diálogos para retomar las negociaciones que se suspendieron luego de que los delegados oficialistas anunciaron que no viajarían a la Ciudad de México en protesta por la extradición a Estados Unidos del empresario Alex Saab, quien estaba detenido desde junio de 2020 en Cabo Verde.

Desde un hotel de la capital mexicana, el jefe de la delegación de la oposición, Gerardo Blyde, advirtió a la prensa que “estos retrasos no ayudan”. La cuarta sesión del proceso —que comenzó a inicios de septiembre— estaba prevista a desarrollarse entre el 17 y 20 de octubre.

A su vez, indicó que espera que se retome el proceso para continuar con los diferentes puntos de la agenda de negociaciones que se concretó en agosto y que tiene, entre sus prioridades, la definición de unos planes urgentes en una mesa social para atender los programas de alimentación, vacunación contra el COVID-19 y otras enfermedades.

“La profunda crisis humanitaria que afecta a nuestro pueblo, los millones de venezolanos que han tenido que emigrar para buscarse un futuro que el país no les brinda; así como la inexistencia de instituciones democráticas apegadas a la Constitución, no pueden esperar”, señala el documento.

Por su parte, el Gobierno noruego, intermediario de las negociaciones, declaró en un mensaje que difundió en redes sociales, que sigue trabajando “para que las partes continúen, lo antes posible, su importante esfuerzo en la mesa de negociación para una solución política e inclusiva por el bien del pueblo venezolano”.

Desde la histórica plaza Bolívar de la capital venezolana, Camila Fabbri, esposa de Alex Saab, afirmó que el empresario, a quien los fiscales estadounidenses acusan de amasar una fortuna a través de negocios a nombre de la administración de Maduro, fue víctima de un “segundo secuestro con la complicidad del Gobierno de Cabo Verde”.

“Ocurrió cobardemente (la extradición), a espaldas de los abogados y de nosotros”, aseguró Fabbri ante varias decenas de seguidores de Nicolás Maduro que levantaron carteles con el rostro del presidente venezolano y del empresario.

¿Quién es Alex Saab?

El empresario, de 49 años, fue trasladado el sábado desde Cabo Verde a Estados Unidos donde será procesado en una Corte Federal de Florida por lavado de dinero. Ha sido vinculado a un presunto esquema de soborno de más de 350 millones de dólares de un proyecto de vivienda de interés social del Gobierno venezolano.

Alex Nain Saab Morán, de origen colombiano, y a quien el Gobierno de Maduro identifica como su representante diplomático, fue arrestado en junio del 2020 en Cabo Verde al hacer una parada cuando se dirigía a Irán para cumplir con una misión humanitaria que le brindaba inmunidad, según sostienen las autoridades venezolanas.

En una carta leída por su esposa, Saab Morán comentó que no ha cometido ningún delito y que no tiene nada para colaborar con Estados Unidos. “No he cometido ningún delito, ni en Estados Unidos ni en ningún país”, señaló.

“No pienso mentir para favorecer a Estados Unidos”, agregó el empresario al asegurar que está en pleno uso de razón y que no es un suicida “por si acaso me asesinan y dicen que me suicidé”.

También puedes leer: Golpes a Maduro dentro y fuera de Venezuela