¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MEDIO AMBIENTE

Ola de calor, efecto del cambio climático

Rubén Zermeño

Las altas temperaturas registradas en México y en el mundo que han cobrado la vida de cientos de personas son consecuencia de acciones humanas como la emisión de gases de efecto invernadero o la deforestación. Especialistas advierten que el calor en el país podría aumentar hasta 4 grados centrígrados en este siglo


Ago 13, 2018
Lectura 7 min
portada post

La mañana del martes 24 de julio un hecho inusual alertó a los pobladores de Mexicali, además del fuerte calor que habían padecido desde hace varios días vieron cómo caían del cielo decenas de pelicanos desmayados.

José Luis García Chavira, director del Bosque y Zoológico de la capital de Baja California confirmó que el desplome de las aves fue por deshidratación producida por las altas temperaturas.

“Con este calor, con esta humedad que está habiendo se deshidratan y es el motivo por el cual los empezamos a encontrar en toda la ciudad”, dijo el especialista.

Días antes la Secretaría de Gobernación ya había declarado emergencia extraordinaria para los 5 municipios de la entidad por la ola de calor.

A partir de esa fecha la Segob emitió declaratorias de emergencia para 496 municipios de 18 estados debido a una situación “anormal” generada por una onda cálida que golpeó a todo al territorio nacional.

Los estados más afectados por las altas temperaturas fueron Yucatán con 98 municipios, Chiapas con 72, Sonora con 64, Veracruz con 51 y Oaxaca con 23.

4 grados aumentará la temperatura en México en la zona norte durante el presente siglo

El acaloramiento también hizo estragos en la Ciudad de México. El 30 de mayo pasado, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que se rompió el récord de la temperatura más alta, alcanzado los 31.7 grados centígrados. El mayor precedente que se tenía correspondía al verano de 1919, cuando el termómetro marcó 31.2 grados.

A nivel nacional, el calor tuvo su pico más alto de acuerdo con el informe Anual del Estado del Clima emitido por la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y la Sociedad Estadunidense de Meteorología desde 1971 cuando iniciaron sus registros.

“Durante el año pasado, la temperatura promedio fue de 22.6 grados centígrados; 0.2 grados más que en 2016, y 0.5 grados más que en 2015. Además, significa un aumento de 1.6 grados con respecto a la media entre 1981 y 2010 (…) Ocho de los 31 estados de México informaron su año más cálido registrado. Con la excepción de Quintana Roo, ubicada en el sur, los estados récord restantes se encuentran en la mitad norte de México (Durango, Sinaloa, Nuevo León, Jalisco, Hidalgo, San Luis Potosí y Tamaulipas)”, reveló el estudio.

El 2017 es considerado el año más caluroso de México desde 1971, según la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de EU

Por su parte el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático en una publicación del 18 de mayo aseguró que el país se ha vuelto más cálido desde 1960, que las temperaturas promedio aumentaron 0.85º C y las temperaturas invernales 1.3ºC.

Aumentará más

Tanto la Organización Metereológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) coinciden en que entre los efectos de cambio climático se encuentra el aumento de la temperatura promedio global tanto en océanos como en la superficie terrestre.

Hugo González-Manrique Romero, especialista en cambio climático y sustentabilidad dijo que si bien las olas de calor son producidas por el cambio climático, el ser humano está detrás de este fenómeno.

1.3 grados se han elevado las temperaturas invernales en el país desde 1960

“Antes no sabíamos que la actividad humana estuviera detrás del aumento de la temperatura, ahora ya sabemos que sí. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático concluyó con 95 por ciento de confianza que se puede atribuir el cambio el cambio de temperatura a las emisiones producidas por los humanos. Esas emisiones las producimos en todos los sectores de nuestra vida”, dijo el especialista en entrevista a Reporte Indigo.

Estas emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) se producen por el transporte, la deforestación, la producción de energía, agricultura, ganadería, entre otras actividades humanas.

“Todas esas emisiones se van concentrando cada día más y van creando radiación en la atmósfera lo que ocasiona aumento de la temperatura. Esto crea inestabilidad en el sistema climático mundial, por eso vemos lluvias más prolongadas, olas de calor”

- Hugo González-Manrique

Especialista en cambio climático y sustentabilidad

Las olas de calor además de afectar en la salud de los seres humanos provoca que moscos portadores de enfermedades como el dengue, zika y chikunguya, que antes eran exclusivos de ciertas zonas, se propaguen a territorios donde antes no estaban.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático reveló que para el 2100 la temperatura en México aumentará 4ºC en la zona fronteriza con Estados Unidos de América, y estima que en el resto del país aumente entre 2.5 y 3.5 ºC, además de que las lluvias disminuirán en promedio entre un 5 y 10 por ciento.

Estos cambios en la temperatura provocarán que la mayor parte del país se vuelva más seca, aumente la demanda de agua por lo que habrá escasez y que haya tormentas y ciclones más severos.

Desafortunadamente, el cambio climático ya no es reversible y solo queda la adaptación y la mitigación de sus efectos.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático informó que el país se ha vuelto más cálido desde 1960

“El cambio climático ya no es reversible, la meta del Acuerdo de París es solo llegar a un aumento de dos grados de temperatura, que eso ya es bastante. Un solo grado puede cambiar muchísimo, afectar a los ecosistemas. Lo que se tiene que hacer es controlar las emisiones”, propuso el especialista.

De acuerdo al informe México ante el cambio climático: Evidencias, impactos, vulnerabilidad y adaptación, de Greenpace, el país es uno de los más vulnerables por sus características geográficas, condiciones socioeconómicas y su grado de susceptibilidad para enfrentar sus impactos.

“Su situación geográfica, condiciones climáticas, orográficas e hidrológicas, entre otros factores, contribuyen a que el país sea una de las zonas más vulnerables del mundo por el cambio climático, ubicando a este fenómeno como un asunto de seguridad mundial”, reveló el organismo internacional.

Hugo González-Manrique recordó que en el Acuerdo de París, México se comprometió a reducir el 25 por ciento de sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero para 2030 y del 50 por ciento para 2050 y que aunque se ha avanzado mucho en nivel normativo aún falta mucho por hacer en lo operativo.

496 municipios tuvieron declaratoria de emergencia por la reciente ola de calor

“Lo que ha hecho el gobierno federal a nivel de lo normativo e institucional está bien construido, pero ha sido muy lenta la aplicación porque se requiere mucho dinero para esto y a aunque México ha tenido mucho financiamiento aún no se encausa a las prioridades nacionales”, alertó.

Respecto a la propuesta del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador contenida en el documento titulado NaturAMLO, el especialista lo calificó de escueto.

“En general el documento está muy escueto, solo delinea muy a grandes rasgos los proyectos, no se nota la conexión entre temas, eso es algo que tienen que revisar muy bien” agregó.

Mientras los efectos del cambio climático avanzan vorazmente, las políticas y propuestas en el país siguen sin ser efectivas.


Notas relacionadas

Nov 29, 2019
Lectura 6 min

Nov 22, 2019
Lectura 2 min

Nov 22, 2019
Lectura 5 min

MEDIO AMBIENTE

NOM exhibe deficiencias de calidad del aire

Jesús Padilla


Nov 22, 2019 Lectura 5 min

Nov 20, 2019
Lectura 4 min

MEDIO AMBIENTE

Fundidora no es de clase mundial

Jesús Padilla


Nov 20, 2019 Lectura 4 min

Comentarios