El obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, criticó la estrategia de seguridad y recalcó que la política “abrazos, no balazos” no está funcionando para combatir la delincuencia e incluso la calificó como “demagogia”.

Lo anterior ocurrió al concluir la octava Caminata por La Paz, en la que se reunieron más de 2 mil 500 personas, la cual se da 12 días después del asesinato de los sacerdotes jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora en Chihuahua.

De esta forma, el también secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, se apoyó en la encuesta Mitofsky para respaldar que la estrategia del Gobierno Federal no funciona, ya que 57.2 por ciento de la población coincide con este punto.

Además, apuntó que el 70 por ciento de los mexicanos opina que el gobierno debe enfrentar al crimen con el uso de la ley; mientras que el 62 por ciento piensa que es incorrecto proteger la vida de los criminales al evitar la confrontación.

Por lo anterior, dijo que los resultados de la “Consulta Mitofsky” son parte de otro llamado para revisar y reconsiderar la estrategia que se ha tomado en temas de seguridad, tal como lo sugirió Ricardo Monreal Ávila, el presidente del Senado de la República.

Conoce más: AMLO reconoce que aún falta mucho por hacer en seguridad; pero asegura va por buen camino

“Por eso, la Iglesia se ha sumado a este razonable clamor popular”, señaló el obispo Ramón Castro y aseguró que otros estudios apuntan que en México y en Morelos “sigue habiendo corrupción, aunque se diga lo contrario”.

De esta forma, preguntó quiénes, de los presentes habían vivido extorsión, por lo cual la mitad levantó la mano. Así, afirmó: “¡Esto es insoportable! Secuestros, feminicidios, trata de personas”.

Por lo anterior, señaló que nunca será lícito ni legal que las autoridades no se hagan responsables de la seguridad y la paz del país, ya que es por este motivo que pueden hacer uso de la fuerza.

“Abrazos, no balazos es demagogia y hasta cierto punto complicidad, autoridades no fallen, cumplan su función, garanticen con hechos la seguridad”, señaló el obispo, luego de enlistar los crímenes que se han vivido recientemente.