Regreso a clases fue el primero de nueve foros organizados por el Consejo Nuevo León, un órgano para la planeación estratégica y su evaluación.

“Nos parece fundamental que en este contexto de campañas electorales puedan discutirse públicamente los temas de mayor interés entre la ciudadanía, basados en hechos y propuestas concretas para alcanzar los 24 objetivos de largo plazo del Plan Estratégico”, mencionó Ana Fernanda Hierro Barba, directora del Consejo Nuevo León.

A finales de febrero, los candidatos a la gubernatura de Nuevo León, Adrián de la Garza, Clara Luz Flores, Samuel García y Fernando Larrazábal, suscribieron el Plan Estratégico 2030.

El viernes 16 de abril, el tema fue la educación, enfocado al regreso a clases tras la pandemia de COVID-19. Mientras que “Nuevo León Mañana” es el nombre del evento para discutir y dialogar sobre los ejes del Plan Estratégico 2030.

“Iniciamos con educación porque es un asunto con el cual se compromete el futuro de nuestra población más joven y que es determinante a mediano y largo plazo”, dijo Martha Herrera, presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano del Consejo.

La aspiración hacia el año 2030 es que Nuevo León ofrezca educación incluyente y de clase mundial, que sirva de motor para el cambio y permita que toda la población neoleonesa se supere y alcance su potencial.

Para ello es necesario garantizar el acceso, permanencia y terminación de estudios obligatorios de todas las personas; asegurar que las y los estudiantes adquieran los conocimientos, habilidades y competencias necesarias para el desarrollo pleno de su potencial y contar con un sistema educativo de clase mundial, innovador y competitivo.

Retos antes y durante la pandemia

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó durante la conferencia matutina del viernes que comenzaría la vacunación de docentes para alistar el regreso a clases. Para Nuevo León están destinadas 128 mil 309 dosis de CanSino el 27 de abril.

Posteriormente, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón planteó retomar las clases presenciales a finales de mayo o a más tardar a principios de junio. Al mismo tiempo se llevaba a cabo el foro del Consejo Nuevo León, en el cual los participantes coincidieron en que las escuelas no deben estar cerradas y ya debe planearse su reapertura para el próximo ciclo escolar.

“Que 2021-2022, el ciclo que debe comenzar en agosto, nos permita pasar de una situación anormal a una situación extraordinaria en el sentido de que le ponemos los medios proporcionados a los fines y donde puede haber algo más allá de lo ordinario pero también en este sentido positivo”, pronunció durante su intervención David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero.

Rafael de Hoyos, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) comentó que la entidad neoleonesa debía tener su propio plan de regreso a clases.

“Yo no creo que en Nuevo León debamos esperar al Gobierno federal, más bien creo que el estado tiene las propias condiciones para llevar a cabo su propio plan de recuperación de los aprendizajes”, expresó.

Sin embargo, Nuevo León ya tenía retos educativos previos a la pandemia que se agudizaron con la contingencia sanitaria. Por ejemplo, la cobertura insuficiente a nivel preescolar y media superior pues sólo abarca a 56 por ciento de las niñas y niños de 3 años y a 67. 8 por ciento de los jóvenes que estudian bachillerato, según dijo Hierro Barba.

Los estudiantes tampoco han logrado un nivel de aprendizaje satisfactorio tanto en educación básica como media superior, pues 43 por ciento de los alumnos de sexto de primaria tiene problemas en lenguaje y comunicación, mientras que 51 por ciento en matemáticas.

Finalmente, está la falta de recursos materiales para asegurar una educación de calidad, ya que entre 2009 y 2019 la matrícula creció nueve por ciento, lo que representa una demanda de personal docente, infraestructura y presupuesto.

“Que podamos tener un regreso a actividades presenciales cuanto antes en un equipo de trabajo que podamos integrar junto con la Secretaría de Educación que nos permita dar pasos a lo mejor en un proceso gradual en donde podamos tener algunas actividades presenciales, modelos híbridos y estar mejor preparados”, añadió Vidal Garza, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León.

También puedes leer: Regreso a clases en Nuevo León hasta junio