La tarde de este lunes, el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres Guadarrama, comunicó que no se va a dar luz verde a las demandas de los gaseros, quienes en este inicio de semana realizaron varias protestas y bloqueos en la capital.

De acuerdo con Batres, la principal demanda de los comisionistas es la de aumentar el precio del gas por un peso al pasar de 13.30 pesos a 14.30, con lo que argumentaron que obtendrían un margen de ganancia.

Sin embargo, el secretario de Gobierno dejó en claro que no se va a permitir el aumento del precio pues se reportó que hay fuerte margen de conveniencia entre las empresas gaseras y los comisionistas respecto al gas que les vende Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esta situación de las comisionistas existe sólo en el Valle de México y predomina que las empresas gaseras se hacen cargo de la compra y distribución al público en general”, comenzó.

“Entonces, Pemex por un lado vende el gas a estas empresas y luego los comisionistas, asociados con dichas empresas, recogen el gas y lo llevan a las distintas partes del Valle de México”, añadió.

Ante ello, Martí Batres Guadarrama aclaró que ante la política establecida por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no se permitirá un aumento en los precios del gas para no dañar la economía de las familias.

No va a aumentar el precio del gas porque se va a priorizar la economía popular y el respaldo a las familias. Estamos trabajando permanentemente para garantizar el abasto de gas por lo que hemos trabajado con autoridades federales y con las empresas gaseras”, afirmó.

Puedes leer: ¿Te quedarás sin gas? Esto sabemos del paro masivo de gaseros en CDMX, Edomex y otros estados

Finalmente, el secretario de Gobierno se pronunció respecto a los bloqueos, de los cuales denunció que en algunos casos se puso en peligro a las autoridades pues se abrieron mangueras de gas.

Por ello es que dejó en claro que la Fiscalía detuvo a algunos de los gaseros, mientras que ya se les imputan los delitos correspondientes.

“Lamentamos que se haya llegado a este tipo de protestas en las que se involucran a pipas, que se usan para bloquear avenidas. También nos pareció un hecho sumamente delicado la apertura de mangueras con las que se puso en peligro a las personas”, concluyó.