El periodista Manuel López San Martín hizo un recorrido por el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), una de las obras más grandes y abanderadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fue a través de vídeos difundidos en su Twitter que aseguró que el aeropuerto “no es el desastre que algunos venden”, ya que la obra ya tiene un avance del 80% y hay miles personas trabajando contra reloj para que pueda inaugurarse en marzo del 2022, como se tiene planeado.

Te puede interesar: Viva Aerobús también da el SÍ a aeropuerto de Santa Lucía; comenzará a volar en 2022

El periodista grabó todo su camino y llegada, de esta manera, en el trayecto le explicaron que el pasto ya se encuentra creciendo porque resisten a la salinidad del suelo.

También le indicaron que la polémica torre, que está inspirada en un arma náhuatl, sólo aparenta estar chueca en fotografías por la forma en la que se las toman, ya que no está inclinada en su estructura y será dentro de un mes que comience las operaciones.

López San Martín también compartió algunas postales desde lo alto de la torre de control, la cual, aseguró, tiene 88 metros de altura; además, en el AIFA podrán operar tres pistas de manera simultánea, cuenta con 99 posiciones para aeronaves de ala fija y el edificio terminal tiene más de un kilómetro de largo.

De acuerdo con los vídeos, en este recinto no estará únicamente el aeropuerto, ya que los viajeros podrán encontrar en su camino un centro comercial, hotel, cine, boliche, hospital e incluso museos y el tren histórico cultural, que se encuentran en construcción.

El periodista también grabó dentro de las instalaciones de la obra que tendrá un costo de más de 80 mil millones de pesos, en las que se puede ver largas escaleras eléctricas, amplias zonas de espera, elevadores de cristal y grandes pantallas a los costados. Todo se encuentra en funcionamiento.

De acuerdo con el periodista, uno de los más grandes retos que enfrenta el aeropuerto para que pueda operar de forma óptima es la conectividad, ya que asegura que “si no es posible llegar rápido y a un costo razonable, no será funcional”.

Por esta razón el gobierno del Estado de México, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Defensa Nacional, el Fondo Nacional de Infraestructura y el gobierno de la Ciudad de México, trabajan en conjunto para mejorarla antes de que el AIFA se inaugure el próximo año.