Otro perredista cuyo nombre se ha mencionado como posible candidato a relevar a Agustín Basave al frente de la presidencia del Sol Azteca es Miguel Alonso Raya, quien pide que no lo apunten en la contienda, pero que tampoco lo descarten.

“Ni me anoto, ni me descarto, en todo caso, estoy dispuesto a colaborar en la solución, buscando la manera de cómo contribuir a que el partido se fortalezca, a que el partido salga unido y a que podamos elegir al que más consenso tenga”, dijo.

Sobre las condiciones que deberá reunir el nuevo presidente del PRD, en uno de los momentos históricos más difíciles para el partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, Alonso Raya aseguró que el perredismo necesita un liderazgo con una posición firme y digna frente al gobierno y los demás partidos.

“Necesitamos a una persona con gran capacidad para relacionarse y tender puentes con todo mundo, pero mantener una oposición firme y con mucha dignidad, de lo que el PRD quiere, de lo que la izquierda quiere”.

Indicó que espera que la sucesión se lleve de la mejor manera y exista un acuerdo entre las corrientes tras estas dos semanas de discusión y acuerdos.

“Como siempre en el partido, con sensatez, con responsabilidad, cuidando la unidad del partido, reconociendo el trabajo que hizo Agustín Basave”, detalló.

El PRD, en riesgo

Ante los problemas internos del partido del Sol Azteca, y el ascenso del partido encabezado por el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, Morena, Miguel Alonso Raya reconoció que el partido está en riesgo de perder su hegemonía como principal fuerza de izquierda, pero que depende sólo de los perredistas mantener su posición.

“Yo creo que el riesgo siempre está, si aciertas en tu estrategia, si aciertas en tu análisis, si haces lo correcto en tu actividad política, no vas a correr ese riesgo, en caso contrario, pues evidentemente te vas a hundir y corres el riesgo de perder el registro”, apuntó.

A juicio del consejero nacional, el PRD debe ser un partido que se ponga a la cabeza de las causas sociales, y que desde su lugar en la oposición genere alternativas para resolver la realidad que se vive en el país.

“Un partido que encabece causas, atento a los problemas que se están viviendo, que no sea solamente crítico, sino que encuentre salidas, que sea propositivo, que busque soluciones a los problemas”, agregó.