¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

ConsultaCiudadana

NAIM: los costos de cancelar

Mara Echeverría y Nayeli Meza

La opción de construir una terminal aérea en Santa Lucía fue la más votada en la consulta sobre el nuevo Aeropuerto que realizó el próximo gobierno. El peso fue el primer afectado con esta noticia. Será el presidente electo Andrés Manuel López Obrador el que decida si se cancela o no el proyecto que está en proceso en Texcoco


Oct 29, 2018
Lectura 13 min
portada post

El futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) está en la mira internacional. La magna obra de infraestructura es la puerta de entrada a un país moderno ante los ojos de inversionistas, pero enfrenta una posible cancelación que será definida por el gobierno que tomará las riendas del país el próximo 1 de diciembre mediante una consulta popular.

El equipo que encabeza el presidente electo Andrés Manuel López Obrador considera que la obra que se realiza desde hace más de tres años en Texcoco no es la mejor opción para México, situación que ha propiciado un debate en el que participan diversos actores de la vida nacional.

Ante este escenario, Federico Patiño, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), en marzo pasado declaró que la cancelación tendría un costo millonario de 120 mil millones de pesos, cifra que representa la mitad del valor total del Nuevo Aeropuerto. Agregó que esa inversión no se podrá recuperar

En ese entonces detalló que de esa cantidad, 60 mil millones de pesos corresponden al pago que recibiría el GACM por derogar la concesión del NAIM y los restantes 60 mil serían de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) que se pagaría a inversionistas extranjeros por la obra.

El equipo del político tabasqueño también tiene cifras. De acuerdo con sus proyecciones, la pérdida ascendería a 100 mil millones de pesos, monto que deberá restarse del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Esta estimación se asemeja a la proyección divulgada por Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien adelantó que la cifra corresponde a las inversiones que se han realizado hasta este momento.

Para Carlos González, director de análisis de Monex Casa de Bolsa, el impacto de la cancelación iría más allá de las pérdidas millonarias que ha divulgado el GACM.

“Sería una muy mala señal pues lejos de que México busque incrementar su infraestructura a nivel mundial, sería un retroceso negativo para la competitividad y el desarrollo”, opina.

Aunque las opciones para la terminal aeroportuaria consideran posibilidades como mantener la situación actual o concesionar la construcción de la obra de infraestructura, también se habla de ponerle punto final.

El equipo del político tabasqueño propone mantener el actual aeropuerto que se ubica en la alcaldía Venustiano Carranza y que opera desde 1952, a la que sumarían dos pistas instaladas en la base militar de Santa Lucía, plan que implica cancelar el proyecto que se realiza en el Estado de México desde hace tres años.

La construcción del megaproyecto de infraestructura inició en septiembre de 2015 con los trabajos de nivelación de las 4 mil 430 hectáreas del terreno que albergarían la terminal aeroportuaria.

Actualmente, la base aérea que se edifica en Texcoco tiene un avance del 31 por ciento, de acuerdo con un informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y aunque se esperaba que abriera sus puertas en octubre de 2020, el nuevo aeropuerto no termina de superar la turbulencia.

“México no puede fallar en la construcción de la nueva terminal aérea capitalina porque pondría en riesgo su atractivo y su prestigio como plataforma de inversiones”, dijo José Ángel Gurría, secretario general del organismo durante la presentación del Tercer Informe de Avances sobre el Desarrollo del Nuevo Aeropuerto Internacional de México

El portavoz de la OCDE advirtió que cualquiera que sea la decisión respecto al proyecto, tendrá impactos crediticios que la administración entrante deberá enfrentar.

Moody’s también previó riesgos. La agencia calificadora estadounidense publicó un análisis en el que destaca que la cancelación del proyecto tendría implicaciones negativas para el sector aeroportuario nacional y el fideicomiso de la obra.

Al respecto, Antonio Sandoval, analista de mercados, considera que además existiría un impacto en la calificación de México.

“Calificadoras han advertido que podrían revisar la perspectiva del país y mandarla a estable o quizás a negativa y eso es la antesala para una degradación en la calificación crediticia del país”

Gana Santa Lucía en consulta

Por Imelda García

La opción de Santa Lucía ganó dos votos a uno a continuar el proyecto en Texcoco, en la consulta ciudadana para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Después de cuatro días de consulta pública para pedir la opinión de los ciudadanos, el 69.95 por ciento votó a favor de cancelar la construcción del NAIM en Texcoco.

Enrique Calderón Alzati, presidente de la fundación Arturo Rosenblueth, encargada de la organización de la consulta, informó que participaron un total de 1 millón 67 mil 859 personas; de ellas, 747 mil votaron a favor de continuar con la operación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), ampliar la Base Militar de Santa Lucía y mejorar el Aeropuerto Internacional de Toluca para conformar el sistema aeroportuario del Valle de México.

Un total de 310 mil 463 personas votaron a favor de continuar con la construcción del NAIM en los terrenos de lo que fuera el Lago de Texcoco

Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo, ha dicho que el resultado de la consulta sería vinculatorio para decidir el futuro del NAIM, por lo que es un hecho que la construcción en Texcoco será cancelada.

Jesús Ramírez, futuro vocero de la Presidencia de la República, afirmó que las irregularidades que se presentaron no influyeron en el resultado final e hizo hincapié en que los ciudadanos quieren ser escuchados.

“La participación rebasó el cálculo que habíamos hecho. Queremos dar el reconocimiento a todos los mexicanos que participaron en ella”, comentó Jesús Ramírez.

El próximo vocero de López Obrador señaló que en los siguientes días el mandatario electo se reunirá con empresarios e inversionistas para hablar sobre la decisión tomada en la consulta.

Karen Levy Gálvez, maestra en ciencias biológicas de la UNAM, ofreció un mensaje político como posicionamiento del Consejo Consultivo que organizó la consulta.

“Este proceso no es menor. Abre una trayectoria de transformación para la participación ciudadana en la toma de decisiones de impacto histórico (…) Con este ejercicio se comprueba que la Nación demanda su espacio para hacer valer su voz y rechaza la vieja práctica en la que solo una minoría tiene el poder para decidir el futuro del país”.

“Con esta consulta se comprueba la vocación inclusiva y participativa del nuevo gobierno, así como su voluntad de dotar de derechos políticos inéditos de democracia participativa a los mexicanos”, sostuvo Levy Gálvez, miembro del Consejo.

Este lunes, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ofrecerá un mensaje a la Nación para hablar sobre el resultado de la consulta y las acciones que vienen en el futuro

Principales sectores afectados

Ante la posible cancelación del NAIM, integrantes del sector empresarial han cerrado filas en un intento por proteger los intereses de los diversos sectores económicos involucrados con el desarrollo de la obra de infraestructura.

Organismos que representan a los industriales del país han rechazado de manera pública la consulta realizada por el gobierno electo así como el proyecto alterno de Santa Lucía.

La principal razón para construir un nuevo aeropuerto es que el actual se encuentra saturado ya que fue diseñado para atender a una demanda de 34 millones de pasajeros al año, pero hoy transporta a 44 millones de personas y realiza más de 445 mil operaciones al año

Esto quiere decir que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) tiene una saturación de aproximadamente 30 por ciento, según cifras oficiales.

Frente a los escenarios que se presentan, analistas consultados opinan que en caso de que se eche para atrás el proyecto que atendería la creciente demanda de transporte aéreo en México, al menos cuatro ramas económicas que se verían afectadas en el corto y mediano plazos: construcción; comercial; servicios financieros e inmobiliarios, y aeronáutica

“Se tiene que ser muy respetuoso con lo que decida la ciudadanía, este proceso (el de la consulta) es histórico en México, pero sea cual sea el resultado no se puede descartar que haya riesgos para motores clave de la economía”, dice Edgar Rivero, especialista en economía del sector público.

Desde hace tres años la industria de la construcción ha dejado de ser el pilar del crecimiento y su desempeño económico se ha estancado al crecer a una tasa promedio de 2 por ciento en los últimos 10 años, muy por debajo de su potencial de 4 a 5 por ciento anual, refiere un análisis elaborado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Durante el período de enero a octubre de 2017 (último dato disponible), el Producto Interno Bruto de la construcción registró un caída de 1.2 por ciento, con relación al mismo lapso de 2016. Este comportamiento se debió al fuerte descenso de 10.9 por ciento en la realización de Obra Pública.

El presidente de CMIC declaró en días pasados que la cancelación del NAIM no sólo dañaría la credibilidad del país, también afectaría el crecimiento del sector. En consecuencia, el titular del organismo Eduardo Ramírez estima que la industria registraría apenas un avance de 1 por ciento o menos durante este año.

En la actualidad México ocupa el último lugar en logística comercial entre los 36 países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En este sentido, Edgar Rivero comparte que el sector comercial sufriría un retroceso al tomar en cuenta los contratos que ya se tienen establecidos con empresas que se dedican a la venta y distribución de bienes y productos.

Desde que inició la construcción del Nuevo Aeropuerto, los precios de los inmuebles en 18 colonias cercanas han aumentado 50.47 por ciento, de acuerdo con datos del portal inmobiliario propiedades.com.

En septiembre de 2015, cuando iniciaron oficialmente los trabajos para la construcción del proyecto, el precio medio de un inmueble se encontraba en 1.05 millones de pesos, en el mismo mes de 2018, el precio escaló a 1.58 millones de pesos.

Una de las mayores amenazas para el sector inmobiliario es que dado que la plusvalía en la zona ha ido en aumento, la cancelación de las obras podría minar esta tendencia

En un reporte del Foro Económico Mundial (WEF) se muestra que uno de los motivos por los que los inversionistas extranjeros rechazan hacer negocios en México es porque el país no cuenta con infraestructura necesaria para desarrollar proyectos.

En 2017, México ocupó el lugar 67 de 137 en calidad de infraestructura aeroportuaria y el lugar 51 en competitividad.

La generación de empleos directos e indirectos también está en juego, sobre todo, al tomar en cuenta que el Programa de Empleo Temporal promovido por el Gobierno federal se extiende al Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) con una inversión de 91 millones 172 mil 952 pesos para la reconstrucción de 19 caminos con una meta de mil 154 kilómetros, beneficiando a 2 mil 50 trabajadores

Desde el punto de vista de seguridad aeroportuaria, Jorge Guadarrama, socio líder del grupo de Infraestructura de Baker McKenzie en México, expone que seguir adelante con el proyecto es un tema de vital relevancia, ya que se atendería un mayor tráfico de carga y pasajeros, incluyendo turistas, se crearían empleos y se fomentaría la confianza en el país para realizar mega proyectos de infraestructura.

 “Como resultado de la consulta, México continuará con la oportunidad de hacer historia a través de la construcción del NAIM, dejando de ser la ‘bella durmiente’ en materia de infraestructura o tendrá que replantear este mega proyecto con las consecuencias que esto pudiera traer para todos los mexicanos, pues más allá de estar de acuerdo o no, este cambio puede ser el que marque el rumbo de la confianza de los mercados internacionales en el país”.

La respuesta de los mercados

El futuro del nuevo aeropuerto se debate en una consulta que realiza el equipo Morenista con el fin de que sean los ciudadanos quienes decidan en dónde se ubicará la nueva terminal aérea.

Alfonso Romo, próximo jefe de la oficina de la Presidencia aseguró que la consulta no ha causado nerviosismo en los mercados financieros.

En este sentido, Antonio Sandoval reconoce que por ahora los mercados están atentos a otras presiones externas que afectan este proyecto, aunque no descarta una respuesta negativa por parte de los mercados financieros.

“Los mercados en el corto plazo no lo van a resentir tanto, pero en el largo plazo sí, seguramente veremos presiones sobre el tipo de cambio, sobre las bolsas, sobre las calificaciones”, advierte.

Por su parte, Carlos González, de Monex, dice que con la posible cancelación México se traduciría en mayores tasas de fondeo, que generarían una cascada de presión sobre el tipo de cambio, la inflación y las tasas de interés.

El director de análisis de la casa de bolsa comparte que en caso de tomarse esta decisión, también se dañaría la percepción de competitividad del país, pues envía un mensaje de falta de confianza ante el gobierno del país por el incumplimiento en los contratos

“Echar abajo estos proyectos que son aprobados, no por una administración, sino por el gobierno mexicano envía una señal negativa para los inversionistas, sobre todo los extranjeros”, expone.

Continúa leyendo:

Se abre una brecha por Imelda García


Notas relacionadas

Sep 17, 2020
Lectura 5 min

Nov 13, 2019
Lectura 3 min

Oct 29, 2018
Lectura 7 min

ConsultaCiudadana

Se abre una brecha

Imelda Flores Vázquez


Oct 29, 2018 Lectura 7 min

Comentarios