La candidatura de Roberto Palazuelos, si bien es la más mediática para Movimiento Ciudadano, no es la única fuera de su perfil, dado que el partido ha abierto las puertas a aspirantes de los otros dos grandes bloques políticos que busquen competir por alguna de las seis gubernaturas en juego.

Para Durango y Oaxaca, MC apostó por figuras recién salidas de Acción Nacional. Para el estado norteño, su abanderada es Patricia Flores Elizondo, exjefa de la Oficina de la Presidencia de Felipe Calderón. En el sureño, su representante es Alejandra García Morlán, quien puso fin a su militancia panista de casi dos décadas y media.

En Hidalgo, se perfila Francisco Xavier Berganza, hasta hace poco coordinador de Morena en la legislatura estatal y quien perdió la candidatura del partido oficial ante Julio Menchaca. Algo similar ocurrió en Quintana Roo, donde Marybel Villegas y Alfredo Kanter “chapulinearon” a MC tras perder la encuesta ante Mara Lezama, solo para perder de nuevo ante Palazuelos.

En Tamaulipas se confirmó al empresario Arturo Diez, con pasado tanto en el PAN como en el PRI. Mientras que en Aguascalientes postulan a Anayeli Muñoz, suplente de la diputada Amalia García y quien hace una década, en 2013, llegó a la legislatura estatal por el Partido Verde Ecologista de México, al que renunció en 2017.

Sobre esto, el doctor Nicolás Loza, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, comenta a Reporte índigo que “siempre ha habido este tipo de candidatos en la política mexicana. Hasta ahora, no hay un solo partido que pueda decir, con pruebas en la mano, que no ha incurrido en ese tipo de prácticas”.

También destaca el discurso de Movimiento Ciudadano que, además de presentarse como una alternativa de centro-izquierda de corte socialdemócrata, también ha decidido romper con la tendencia de los grandes partidos de buscar alianzas pragmáticas para diferenciarse de los dos principales bloques políticos actuales.

“Es la estrategia dominante en todos los partidos grandes desde hace dos décadas. Una de las señales de identidad que Movimiento Ciudadano está usando ahora, precisamente dada esa estrategia de los partidos mayoritarios, ha sido no aliarse. Esa primera característica puede ser que le haya costado, en algunos casos le habría convenido aliarse, incluso pudo ser el eje”.

Por su parte, Martha Tagle, fundadora de Movimiento Ciudadano, explica que el partido ha apostado por “construir un proyecto nacional desde lo regional. Se ha buscado fortalecer liderazgos regionales en las diferentes entidades del país desde que iniciamos como partido. Hemos tenido momentos de estructuras regionales muy importantes”.

“Las personas son lo más importante, a veces más que los propios partidos. Hay personas que buscan la opción en sus partidos, que tienen el trabajo y el compromiso, pero que no encuentran salidas. Movimiento Ciudadano también ha puesto esta plataforma para que puedan optar por candidaturas externas”
Martha TagleFundadora de MC

También puedes leer:

Movimiento Ciudadano, alternativa ¿para quién?

Roberto Palazuelos como candidato, ¿otro Samuel?