Diputados federales electos y dirigentes de los tres partidos que conforman la coalición Juntos Hacemos Historia reafirmaron públicamente su alianza y compromiso con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Si bien también manifestaron reservas en determinados temas de cara al arranque de la LXV Legislatura.

En el hotel Hilton de la alemada central en la Ciudad de México, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, y sus homólogos de los partidos del Trabajo y Verde Ecologista de México, Alberto Anaya y Karen Castrejón, ratificaron la unidad de su bloque parlamentario. Incluso manifestando que este se originó desde la pasada legislatura y no a partir de las elecciones.


Sin embargo, tras tomarse una fotografía conmemorativa con los 284 diputados electos, Delgado también dijo que respetará las agendas legislativas de sus aliados y las posturas que estos tomen ante las reformas constitucionales que anunció el primer mandatario. Así como adelantó que Morena estará abierto al diálogo con fuerzas de la oposición.

“Vamos a ser una mayoría dialogante hacia adentro y hacia afuera. Hacia adentro con nuestros aliados, respetando sus posicionamientos, y hacia afuera buscando que más fuerzas políticas se sumen al proyecto de la transformación. Lo que hacemos es invitar a tener mucha unidad”, dijo Delgado a medios de comunicación.

Relacionado: PT no apoyará a AMLO en desaparición de plurinominales y reforma a Guardia Nacional

Esto luego de que, durante el acto público, Castrejón reiteró que el PVEM es aliado del presidente López Obrador, a la vez que pidió respeto y diálogo al interior del bloque legislativo. Posteriormente, manifestó que la bancada de su partido esperará hasta conocer las inicitivas de reforma eléctrica, electoral y de seguridad para analizarlas antes de manifestar su respaldo.

En ese sentido, también se le preguntó sobre el declararse aliados del presidente al mismo tiempo que le acusan de utilizar el Servicio de Administración Tributaria de forma política. Como ocurrió la semana pasada a raíz de la investigación abierta contra el senador Manuel Velasco, la cual el PVEM condenó.

“Somos alidos del Presidente de la República, por supuesto, lo hemos dicho y lo hemos refrendado. Obviamente del fortalecimiento de las instituciones. Pero no podemos dejar de lado algunos señalamientos que se han hecho. Lo que hemos pedido es, simplemente respeto, total y absoluto, a los integrantes de nuestro partido”, argumentó.

Por su parte, el dirigente y próximo coordinador parlamentario del PT, Alberto Anaya, recordó que el partido ha apoyado a López Obrador desde su candidatura a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal en el 2000. Por lo que dejó en claro que “se la sigue jugando” con el primer mandatario y su proyecto, a la vez que advirtió que la carrera por el 2024 ya inició.


El comentario del dirigente del PT coincide con el “destape” que su compañero de bancada, el reelecto Gerardo Fernández Noroña, protagonizó esta misma semana. Cuando confirmó que buscará ser el relevo de López Obrador al frente de la primera magistratura del país para dar continuidad a su proyecto.