Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que al comparar el mes de mayo de 2021 con el de 2020, de los 15 principales delitos, únicamente dos han disminuido, cifras que ponen en evidencia la grave crisis de inseguridad.

Al revisar la incidencia delictiva total, encontramos que hace un año se contabilizaron 121 mil 862 presuntos delitos. 12 meses después, la cifra creció a 178 mil 087, un aumento de 46.1 por ciento.

En materia de homicidio doloso, en el 2020 se contabilizaron 2 mil 419 delitos y 2 mil 926 víctimas. Para el 2021, las cifras se elevaron a 2 mil 595 y 2 mil 963, lo que representa un aumento del 7.3 y 1.3 por ciento respectivamente.

Al realizar la misma comparación para el feminicidio, encontramos que se cometieron hace un año 76 asesinatos de este tipo; 365 días después a la cifra se le sumaron 22 víctimas, lo que equivale a un incremento del 28.9 por ciento.

El delito de extorsión pasó de 602 a 695 casos en el mismo periodo, lo que representa un crecimiento porcentual de 15.4 puntos.

En cuanto al robo en todas sus variantes: casa habitación, vehículo automotor, transeúnte y transportista, todos aumentaron menos este último, el cual tuvo una disminución de apenas un caso, pasando de 720 en 2020 a 719 en 2021, un cambio insignificante.

En lo que a violencia familiar se refiere, los datos revelan que los delitos en esta materia tuvieron un crecimiento casi del 50 por ciento, afectando a 23 mil 898 presuntas víctimas este año, cuando el anterior se registraron 16 mil 062.

La trata de personas y el narcomenudeo también se incrementaron en las cifras de inseguridad. El primero pasó de 37 a 65 casos; mientras que el segundo se elevó de 5 mil 733 presuntas víctimas a 6 mil 635.

También puedes leer:

La crisis de violencia y delitos hacen un México rojo

Muchas acciones, pocos resultados en violencia contra las mujeres