Miguel Ángel Mancera anunció la mañana de este sábado que no se sumará a la campaña presidencial del Frente Ciudadano, y que continuará en la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

El jefe de gobierno lamentó que no se haya dado un procedimiento para competir “abierta y democráticamente” y se negó a la invitación para dirigir la campaña del candidato presidencial del Frente, el cual será designado por el PAN.

Mancera enfatizó que ante la invitación de formar parte de la coalición conformada por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano, prefirió mantenerse en el gobierno de la ciudad, para continuar con las labores de reconstrucción tras las afectaciones por el sismo del 19 de septiembre.

Acompañado del fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, dijo “mi lugar está aquí, mi lugar está encabezando las tareas de reconstrucción de mi querida ciudad”. “La única razón para dejar mi tarea en la ciudad podría ser el llamado de servir a la nación, por ello continuaré aquí, con toda mi fuerza y mi dedicación”, agregó el mandatario capitalino.

La tarde del viernes, el Frente Ciudadano registró ante el INE su convenio de coalición. Este sábado, también se designará al nuevo dirigente nacional del PRD, partido que había impulsado a Mancera como su posible candidato a la presidencia por el Frente.