La justicia laboral del país mantiene 151 juicios abiertos contra el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La mayoría de las demandas están relacionadas con despidos injustificados y, en caso de que los empleados ganen los procesos, este ente público de investigación deberá erogar 169 millones de pesos en laudos.

La gestión de María Elena Álvarez-Buylla Roces al frente del Conacyt ha generado diversos señalamientos de despidos injustificados, particularmente de miembros del programa “Cátedras Conacyt”, sin embargo, no todos esos juicios laborales se originaron durante la actual administración federal.

De acuerdo con los registros que el propio Consejo publicó en su último Informe de Autoevaluación 2020, al menos 68 de esos juicios laborales recayeron en la actual administración federal, ya que en sus claves de expediente aparecen los años 2019 y 2020.

+168

millones de pesos sería el desembolso del Conacyt si los laudos se resuelven contra la institución

De las 68 demandas presentadas en la gestión de Álvarez-Buylla, 67 fueron por despido injustificado y una por “nulidad de convenio”, dichos procesos representan un pasivo para Conacyt por 52 millones 709 mil 723 pesos.

En su Informe, el Consejo también reconoce que la cantidad de demandas laborales en su contra podría ser mayor, pues la pandemia de COVID-19 impide que se lleven a cabo las labores de notificación necesarias.

151

juicios laborales están abiertos contra Conacyt

“Se hace de su conocimiento, que debido a la contingencia sanitaria que nos afecta desde el mes de marzo, no ha sido posible el emplazamiento de juicios nuevos, así como tampoco la terminación de juicios de conocimiento, sin embargo, se informa que se realizaron dentro del periodo de abril a junio, un total de 4 convenios fuera de juicio”, se lee en el documento.

De los 151 juicios laborales que enfrenta el organismo, algunos tan antiguos que iniciaron en 2004, hay 144 que se generaron por despidos injustificados, mientras que los siete restantes aluden a otros motivos, como “reconocimiento de secuelas de riesgo de trabajo” y “pago de estímulos”. Los laudos que están en juego en todos esos juicios podrían ascender en específico a 168 millones 901 mil 333 pesos.

“Respecto a los juicios laborales, se hace del conocimiento (…) que, de los 151 juicios referidos con antelación, la mayoría de estos se encuentran en desahogo de pruebas, mientras que el resto se encuentra pendiente de emisión de resolución correspondiente, ya sea por parte de la autoridad laboral o bien, de los altos Tribunales del Poder Judicial de la Federación”, establece el informe.

Deslindarse, estrategia jurídica del Conacyt

Con la designación de María Elena Álvarez-Buylla Roces como directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología se dio un cambio de relevancia en la forma de hacerle frente a los juicios laborales contra el organismo, pues ahora estos son atendidos por personal de la institución, mientras que en años anteriores se contaba con el auxilio de un despacho privado.

“El 31 de diciembre del año 2018, el bufete jurídico Proal Martínez y Asociados fungía como despacho externo, el cual brindaba la atención a los expedientes, a partir del 01 de enero del año 2019 la Subdirección de Cátedras y Apoyo a Junta de Gobierno tiene a su cargo el desahogo de los juicios laborales”, refiere el Consejo.


En el documento también se evidencia parte de la estrategia jurídica que sigue el Conacyt en este tipo de conflictos laborales, consiste en deslindar su responsabilidad, negando ante los juzgadores todo vínculo con los demandantes en aquellos casos en que el patrón directo de los mismos sea otro centro de investigación

“Es importante señalar que el CONACYT se encuentra codemandado en aquellos juicios en donde algún Centro Público de Investigación es patrón directo, por lo que la defensa interpuesta en estos juicios es negar la relación laboral entre el accionante y el Consejo, teniendo gran probabilidad de obtener laudos absolutorios. Sin embargo, es indispensable cuantificar el pasivo contingente de estos juicios, ya que las resoluciones podrían vincularnos como patrón o responsable solidario”, así lo indica en este análisis de autoevalución del Conacyt Enero-Junio 2020.

El desahogo procedimental de los juicios se congeló en marzo de 2020, “debido a la contingencia sanitaria que ha impedido la celebración de cualquier diligencia ante las Autoridades Laborales”.

La embestida al programa ‘Cátedras’

Al menos desde diciembre de 2019 comenzaron a conocerse múltiples denuncias públicas en contra del Conacyt y de su directora María Elena Álvarez-Buylla, por haber efectuado despidos injustificados en el programa “Cátedras Conacyt”, creado en la administración federal pasada.

Dicho programa, según información oficial, consiste en la asignación de “plazas de servidores públicos de carácter académico, y que forman parte de la plantilla de servicios profesionales del Conacyt. Están dirigidas a investigadores y tecnólogos de alto potencial y talento en investigación, desarrollo tecnológico e innovación, y que son comisionados a instituciones que resulten beneficiadas en los términos de la convocatoria vigente“.

La directora del Conacyt, sin embargo, ya había criticado de manera pública el programa. El 5 de febrero de 2019 declaró que habían detectado que mil 500 investigadores estaban “colgados” de la nómina de Cátedras, lo cual generó molestia entre sus miembros.

El 4 de septiembre de 2020, Reporte Índigo publicó el testimonio de una de las afectadas por los despidos injustificados, Heréndira Téllez Nieto, doctora en filología clásica, quien había ingresado a “Cátedras Conacyt” en 2017 y quien fue despedida en octubre de 2019.

68

demandas fueron presentadas en el periodo 2019-2020

“Me dijeron lo mismo que a los demás: ‘preséntate a Conacyt, en el Jurídico’, y ahí me dijeron, ‘pues muchas gracias, está rescindido su contrato’. No me dieron más explicaciones ni a mí ni a los demás.

“Lo que creemos es que están tratando de excluir este programa sacando catedráticos de poco en poco para que no se note”, fueron las palabras de Téllez Nieto para esta casa editorial.

También puedes leer: Conacyt no cumple: becarios de posgrado denuncian incumplimiento de pago