Ingrid Escamilla tenía 25 años cuando su pareja la asesinó; los hechos ocurrieron el 9 de febrero de 2020 en la alcaldía Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

El feminicida fue identificado como Erick Francisco, cuando llegó la policía el hombre tenía manchas de sangre en toda la ropa.

Francisco asesinó a Ingrid tras una discusión, la desolló y lanzó sus órganos internos a una coladera cercana. Su cuerpo presentaba múltiples laceraciones de arma blanca.

La conmoción por el asesinato de la joven de 25 años se disparó cuando varios tabloides mexicanos publicaron fotos en las que se apreciaba el cuerpo desmembrado de Escamilla, acompañado de titulares sensacionalistas.

El feminicidio consternó a la sociedad

Ingrid Escamilla conoció a Erick Francisco cuando trabajaba en el Ayuntamiento de Juan Galindo, en Necaxa.

Ella decidió dejar su trabajo en la Presidencia Auxiliar de Necaxa para vivir con él; por tal motivo, se mudó a Ciudad de México.

Lee: Los feminicidios que no olvidamos en el 8M: Fátima Quintana

Algunos vecinos de la pareja señalaron que por las noches escuchaban gritos provenientes de la habitación que alquilaban, pero nada tan fuerte como para alertar a las autoridades.

“Los vi varias veces juntos, incluso se escuchaban sus peleas en las noches, creo que él tenía problemas con la bebida y eso daba miedo a varios de nosotros, porque las peleas eran fuertes”, dijo una persona que los conocía.

Él era ingeniero civil y tenía 46 años cuando todo ocurrió. Francisco tenía antecedentes por violencia ya que su expareja lo había denunciado por violencia de género.

Fue la madrugada del 9 de febrero de 2020, cuando Erick la asesinó.

De acuerdo con las propias declaraciones del feminicida, discutió con Ingrid, quien presuntamente comenzó a golpearlo.

Un video divulgado en redes sociales muestra al detenido siendo interrogado en una patrulla.

“Te digo que empezamos a discutir. Seguimos discutiendo y empezamos a forcejear. Después me dijo que me quería matar y le digo: ‘mátame’. Saqué un cuchillo y le dije: ‘de una vez’, y fue cuando primero como que me lo enterró (el cuchillo). Le digo: ‘dale más fuerte de una vez’ y me pegó como dos veces más”, manifestó.

Posteriormente, el sujeto le quitó el arma a la joven y comenzó a apuñalarla; Erick dijo a la policía que decidió desollar a Ingrid para que no pudieran reconocerla.


Fue por vergüenza y pena, no quería que nadie se diera cuenta, luego, todo lo que le saqué lo tiré al drenaje

Erick Francisco

Según versiones de testigos y autoridades, Francisco llamó a su exesposa para llevarse del lugar a Rodolfo, su hijo, que se encontraba en el domicilio cuando el crimen sucedió.

Fue en ese momento cuando él lo confesó: “maté a Ingrid”, enseguida su expareja dio aviso a las autoridades.

Lo más lamentable de este suceso es que las imágenes de la víctima fueron filtradas y difundidas en redes sociales y algunos medios de comunicación decidieron publicarlas.

El tabloide Pásala tituló en su portada del lunes “La culpa la tuvo Cupido” y colocó una foto grande y explícita del cuerpo de la víctima.

Mientras que el diario La Prensa decía “Descarnada”, con tres fotos ocupando toda la portada: una del detenido, otra del cuerpo de la víctima, y una más del edificio de departamentos donde vivían.

En respuesta, en redes sociales se hizo un llamado a compartir imágenes con el nombre Ingrid Escamilla para evitar que salieran las violentas fotos del feminicidio.

Además colectivos de mujeres protestaron por la divulgación de las fotos de Ingrid y la forma de abordar los feminicidios en algunos medios de México.

El 12 de febrero de 2020, un juez vinculó a proceso a Erick Francisco por el delito de feminicidio cometido contra Ingrid.

Y seis servidores públicos fueron investigados por las filtraciones, aunque hasta ahora no se han hecho públicas las sentencias de las personas implicadas en el caso.

Ley Ingrid

A raíz del feminicidio de Ingrid Escamilla se propuso la creación de una ley, la cual fue presentada por la fiscal general de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos.

La ‘Ley Ingrid’ ya fue aprobada en el Congreso de Ciudad de México para penalizar con dos a seis años de cárcel o multar a quienes difundan por cualquier vía imágenes de las víctimas mortales, especialmente de feminicidios, o comercialicen con esos documentos.

Desde 2021 se protegen los datos de víctimas al evitar las filtraciones, por parte de servidores públicos, de imágenes, audios, videos del lugar de un asesinato y de cadáveres. La iniciativa de la Ley contempló adicionarse el Artículo 240 Bis al Código Penal.


A la persona servidora pública que, de forma indebida difunda, entregue, revele, publique, transmita, exponga, remita, distribuya, videograbe, audiograbe, fotografíe, filme, reproduzca, comercialice, oferte, intercambie o comparta imágenes, audios, videos, información reservada, documentos del lugar de los hechos o del hallazgo, indicios, evidencias, objetos, instrumentos relacionados con el procedimiento penal o productos, con uno o varios hechos señalados por la ley como delitos

Ley Ingrid

La reforma al Código Penal busca garantizar el bien jurídico a la integridad y seguridad personal, que tiene como fin y objeto que las personas puedan desarrollarse integralmente, así como otorgar las condiciones que permitan al ser humano gozar de una vida plena.

Te recomendamos: Aprueban “Ley Ingrid” para castigar a quienes filtren imágenes de víctimas de delitos en CDMX