¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
imagen principal

ASF

Los desvíos millonarios de salud

Luis Herrera

En tres fondos distintos de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su Cuenta Pública 2017 halló anomalías por 167.6 millones de pesos, entre las que figura la compra de medicinas a sobreprecio


Jul 13, 2018
Lectura 6 min
portada post

La gestión de Antonio Cruces Mada al frente de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) dejó una estela de irregularidades en el 2017 que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha valuado en 167.6 millones de pesos (mdp) y entre las cuales destaca la compra de medicamentos a sobreprecio.

La ASF implementó tres auditorías al gasto ejercido por la SSJ dentro de la Cuenta Pública 2017, misma que correspondió en su mayor parte a la administración de Cruces Mada, pues no fue sino hasta octubre pasado que éste dejó su cargo entre múltiples críticas por malos manejos.

Las revisiones fueron la auditoría 1010-DS-GF al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA); la de clave 1013-DSGF al Seguro Popular (Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud y la Entidad Federativa); y la 1003-DS-GF a PROSPERA Programa de Inclusión Social: Componente de Salud.

Tras fiscalizar esas tres bolsas de recursos en manos de la SSJ y corroborar anomalías por casi 168 mdp, la ASF determinó que la Secretaría local deberá retornar ese dinero mal empleado al Gobierno federal.

En la revisión al FASSA, la ASF documentó irregularidades de la SSJ por 55.4 mdp, mismos que serán devueltos al Gobierno federal; en la auditoría al Seguro Popular halló 107.2 mdp con usos indebidos que también retornarán a la Federación; y en PROSPERA cuestionó otros 4.9 MDP igualmente clasificados como recuperaciones federales.

En la revisión al FASSA, la ASF documentó irregularidades de la SSJ por 55.4 mdp, mismos que serán devueltos al Gobierno federal; en la auditoría al Seguro Popular halló 107.2 mdp con usos indebidos que también retornarán a la Federación; y en PROSPERA cuestionó otros 4.9 MDP igualmente clasificados como recuperaciones federales.

La ASF descubrió compras de medicamentos a sobreprecio y en operaciones sin respaldos documentales; también halló en la nómina de la SSJ pagos a ex empleados que ya estaban dados de baja y sueldos superiores a lo plasmado en contratos; además de erogaciones en efectivo de la SSJ burlando los controles electrónicos, entre otros hechos.

Medicinas caras

La adquisición de medicamentos con sobrecostos se efectuó con los recursos del Seguro Popular, lo que generó daños a la hacienda por 102.2 mdp, según indica la ASF.

“Los medicamentos adquiridos con recursos del Seguro Popular 2017 fueron pagados a precios superiores a los considerados en los Lineamientos para la Adquisición de Medicamentos Asociados al Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) y al Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, por las Entidades Federativas con Recursos Transferidos por concepto de Cuota Social y de la Aportación Solidaria Federal del Sistema de Protección Social en Salud, por un total de 102.2 mdp, por lo que se determinaron pagos en exceso a los establecidos por la normativa.”

Esto llevó a afirmar a la ASF que: “Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 102.2 mdp (…) por pagar con recursos del Seguro Popular 2017 medicamentos a precios superiores a los considerados en los Lineamientos”.

También con el dinero del Seguro Popular se hicieron compras de medicina sin soporte documental: “El REPSSJAL realizó un pago (…) por 5 mdp al proveedor denominado Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (BIRMEX), por concepto de adquisición de medicamentos, del cual no se presentó evidencia de la documentación comprobatoria y justificativa, así como la autorización presupuestal para efectuar dicho pago“.

La mayor parte de las auditorías corresponden al periodo de Antonio Cruces Mada como titular de Salud, quien dejó su cargo en octubre pasado entre críticas por malos manejos

Con estos hallazgos, la ASF evidenció que las compras a sobreprecio de medicamentos en Jalisco no son exclusivas de su Instituto de Pensiones, al que se le ha señalado por haber otorgado un contrato a la Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud) en 2016, que habría implicado sobrecostos por 30 mdp en estos productos.

Fallas del FASSA

La aplicación del dinero del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) por la Secretaría de Salud estatal también presentó múltiples malos manejos, algunos de los más graves se dieron en la nómina, con pagos a personas que ya no eran empleados, o para salarios distintos a lo que indican los contratos.

La ASF indica que Secretaría de Salud de Jalisco se realizaron pagos improcedentes a 213 trabajadores, en virtud de que se encontraban disfrutando de periodos de licencias sin goce de sueldo o con baja temporal o definitiva por 10.2 mdp.

“Se pagaron sueldos en exceso en comparación con los importes establecidos en los contratos del personal eventual celebrados con los SSJ por 4.2 mdp”. Y aunque se clarificó una parte, aún se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 3.1 mdp, señala el informe.

El manejo financiero en la dependencia encargada de la salud en el estado tuvo otras aristas cuestionadas por la ASF, entre estas la realización de operaciones irregulares con uso de efectivo: “SSJ realizaron pagos en efectivo por 10.4 mdp que no cumplen con la forma electrónica, mediante abono en cuenta de los beneficiarios, de acuerdo con las actuales disposiciones normativas”.

Y el traslado del dinero federal de una cuenta bancaria a otra sin tenerlo permitido, bajo fines no clarificados: “SSJ no administró los recursos del FASSA 2017 en una cuenta bancaria específica, en virtud de que transfirió recursos del fondo a otras cuentas bancarias de forma injustificada por 40.3 mdp”, estos se reintegraron a la cuenta original pero la ASF ha solicitado a la Contraloría local que indague el hecho

El desorden contable de la SSJ también hizo que el saldo de la cuenta bancaria del FASSA al 31 de marzo de 2018 no fuera consistente con otros reportes suyos: “Se verificó que el saldo de la cuenta bancaria del fondo a la fecha de la revisión de los SSJ no le corresponde con lo reportado en el Estado de Actividades 2017, con lo que se observa que no cuenta con un registro o auxiliares que muestren los avances presupuestarios”,

Mientras que en PROSPERA lo que se detectó fue un reintegro pendiente de 4.9 mdp que finalmente tuvo que efectuarse.

Anomalías detectadas

>Compras de medicamentos a sobreprecio y en operaciones sin respaldos documentales

>Pagos a exempleados que ya estaban dados de baja y sueldos superiores a lo plasmado en contratos en la SSJ

>Erogaciones en efectivo de la Secretaría de Salud estatal burlando los controles electrónicos

Auditorías a la Secretaría de Salud Jalisco en 2017 por la ASF

Auditoría
 Anomalías mdp*
1010-DS-GF
Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud FASSA55.4
1013-DS-GF
Seguro Popular (Acuerdo de Coordinación)107.2
1003-DS-GF
PROSPERA Programa de Inclusión Social: Componente de Salud107.2
Total167.6

Notas relacionadas
doPlay

Jul 25, 2019

Mar 7, 2019
Lectura 6 min

ASF

Cultura entre fraude

Luis Herrera


Mar 7, 2019 Lectura 6 min

Mar 5, 2019
Lectura 6 min

ASF

El palacio maya que nunca fue

Laura Islas


Mar 5, 2019 Lectura 6 min

Feb 26, 2019
Lectura 5 min

ASF

Fortafin, derroche sin reglas

Imelda García


Feb 26, 2019 Lectura 5 min

Comentarios