Aún con reformas de carácter progresista, figuras al interior de Morena han manifestado su desacuerdo con la línea dictada a finales de junio por su dirigencia. Como lo hizo José María Martínez, quien, tras ser ungido como coordinador de la bancada en el Congreso de Jalisco, aclaró que cada diputado votará de acuerdo a sus convicciones en temas como estos, pues él sigue manteniendo las mismas que cuando militó en el Partido Acción Nacional pues “no son una gripa”.

El posicionamiento de Martínez se dio al ser cuestionado sobre si su bancada, segunda fuerza en la próxima legislatura jalisciense, impulsará la legalización del aborto tras el fallo de la Suprema Corte que lo despenalizó a nivel nacional. La negativa del diputado local le valió críticas de Citlalli Hernández, quien consideró como mero oportunismo que Martínez represente a un partido cuyos principios no adopta y pidió la intervención de la Comisión de Nacional de Honestidad y Justicia.

Curiosamente, la posición de Martínez se da en un momento en el que hasta el mismo PAN comienza a abrirse a temas de inclusión. Como ocurrió en Querétaro y Yucatán, estados con gobernadores y mayorías legislativas emanadas de Acción Nacional, que también reconocieron los matrimonios entre personas del mismo sexo. Si bien también hay posturas más ortodoxas, como el caso de Tamaulipas, donde el Congreso, aún panista, se ha negado a legislar en la materia.

Respecto a esto, Reporte Índigo consultó la opinión del representante del Foro Nacional de Militantes de Morena, Marcos Fuentes, quien considera que, además de llamados de atención que pueda hacer la dirigencia, las bases del partido también deben participar e intervenir para evitar que figuras que no coinciden con los postulados y principios de Morena lo representen en cargos públicos o institucionales.

“Morena debe actuar respetando los estatutos del partido. Debe elegir a sus representantes populares y a sus dirigentes por medio de la participación, el estatuto reconoce la participación de los militantes.


“Muchos de los candidatos a representantes populares fueron electos por acuerdos políticos y eso nos ha llevado a tener legisladores como Lilly Téllez y ahora (Germán) Martínez Cázares, entre otros que evidentemente no representan los ideales de Morena”

Marcos Fuentes,

Representantes del Foro Nacional de Militantes de Morena

En ese sentido, menciona que “eso tenemos que corregirlo en Morena para que los representantes populares representen el ideario del partido. Por ejemplo, en Nuevo León estamos planteando la necesidad de defender los derechos de los trabajadores. No estamos haciendo nada con respecto al problema de los sindicatos charros que tiene controlada a la clase trabajadora de Nuevo León y estamos tendiendo alianzas con su clase empresarial, eso lo tenemos que corregir”.

También puedes leer:

Congresos locales acatan línea política de Morena