Amarrar y encadenar animales podría convertirse en un delito en la Ciudad de México (CDMX) gracias a que el Gobierno capitalino presentó una iniciativa de ley para su protección.

En conferencia de prensa, Mariana Boy, procuradora ambiental de la CDMX, destacó que la nueva ley de protección y bienestar animal reconoce a los animales como “seres vivientes” con derechos.

La iniciativa será presentada este mismo martes en el Congreso capitalino para su análisis.

De acuerdo con la funcionaria, la nueva propuesta se originó porque el maltrato animal es el delito que más se denuncia en la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT).

Lee: Policías podrán entrar a domicilios por casos de maltrato animal en la CDMX

La iniciativa también toca temas como adopción responsable, trato digno a los animales, animales en situación de calle, animales utilizados para la investigación científica e instalaciones para su resguardo.

“Incluimos una restricción para que animales vivos no se utilicen en disecciones y experimentos con fines en educación básica y hasta media superior” señaló y recordó que existen formas virtuales de conocer los órganos de los animales.

Claves de la nueva ley

La iniciativa prevé prohibir las peleas entre animales de cualquier especie, anteriormente solo se consideraba un delito las peleas de gallos y perros.

También estará prohibido amarrar, encadenar o enjaular a cualquier animal de compañía.

Respecto a la adopción de animales, la iniciativa señala que deberán registrarse ante la Agencia de Atención Animal y al ser entregados a su nuevo dueño se otorgarán con medicina preventiva, además deberán estar esterilizados.

En el caso de los animales en situación de calle, se diseñará una política pública para ellos.

La iniciativa propone sanciones para quienes incumplan la ley de protección y bienestar animal. Las sanciones incluyen clausura temporal, parcial o total de los establecimientos donde se venden animales; pago de los gastos derivados del decomiso de animales o revocación de permisos o autorizaciones.

Te recomendamos: Contra el abandono y maltrato animal