¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

LGBTTI+

¡Lo logramos!

Hidalgo Neira

La comunidad LGBTTI+ celebra que el Senado apruebe la inclusión de las personas del mismo sexo a la ley de salud pública, pero aún falta por atender la homofobia que sufren en las instituciones al hacer valer sus derechos


Nov 9, 2018
Lectura 6 min
portada post

Es un hecho sin precedentes que los senadores reconozcan que la comunidad gay puede accesar al IMSS y al ISSSTE, pero mientras se avanza en cuestiones legislativas ante la Cámara de Diputados y se espera su publicación en el Diario Oficial de la Federación para que finalmente pueda llevarse a la práctica, hay pendientes en este marco gubernamental.

Reporte Indigo habló con miembros de la comunidad LGBTTI+ que aplauden este cambio histórico, pero también resaltan las tareas rezagadas a seguir modificando en la sociedad mexicana, como la erradicación de la discriminación para accesar a los derechos igualitarios, lo cual se queda en la opacidad de la memoria colectiva.

Miembros del colectivo aplauden este cambio histórico, pero también resaltan las tareas pendientes como la homologación de los códigos civiles en todos los estados del matrimonio igualitario

“Me parece espectacular que haya sucedido y espero que esto suavice el camino para las próximas reformas, cambios, leyes, reglas y demás. Capaz y cuando llegue el tema trans a discusión pues ya sea una cosa de ‘bueno ya aprobaron a la gente gay’ en ese sentido sí hay que seguirle picando piedra”, resalta la influencer transgénero Ophelia Pastrana.

Además de las políticas pública de salud que están por seguir el camino legislativo, el activista y director de Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C, Alejandro Brito Lemus, especifica que hay más cuestiones que requieren atención para la legitimización del movimiento de la diversidad sexual en México.

“Esperaría que se homologaran finalmente los códigos civiles para que se reconocieran en todos los estados ya legalmente los matrimonios entre personas del mismo sexo, ese sería el siguiente paso. Es una tarea pendiente que los prejuicios han impedido que se lleve a cabo”, recuerda Brito Lemus.

Ahora sigue que la normalización de la homosexualidad ocurra en la sociedad mexicana ampliando el tema hacia la educación pública, la activación de protocolos gubernamentales y el refrendo de convenciones internacionales.

“El mensaje es para ellos y ellas que dicen que las parejas gay no son parejas de verdad, porque el mensaje real aquí es de apoyo, aprobación y normalidad del gobierno diciendo ‘claro que su pareja es normal como cualquier otra’ y eso claro que es digno de celebrar”

- Ophelia Pastrana

Influencer trans

Ophelia se convirtió este miércoles 6 de noviembre en la primera mujer transgénero en recibir una carta de naturalización que la acredita como mexicana, documento que le fue entregado por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

“Un gusto y un honor, Ophelia, entregarte tu carta de naturalización como mexicana. La primera que el gobierno de México entrega a una persona transgénero ¡Muchas felicidades!”, escribió Videgaray en su cuenta oficial de Twitter.

Los retos en las instituciones

Las políticas públicas de salud definitivamente darán un bienestar a la sociedad homosexual en México, pero se requiere también hacer labor al interior de las instituciones para no incurrir en la homofobia y falta de tacto al grupo civil, dice Alejandro Brito Lemus, activista y director de Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C.

“Haría falta acompañar estas reformas de una capacitación del personal en estas instituciones de seguridad social para prevenir posibles acciones de discriminación. Sobre todo al personal que tiene que ver con las afiliaciones a la seguridad social”, precisa el defensor de derechos humanos.

La activista Ophelia Pastrana también indica que este cambio en la salud pública debe de enfocarse en apoyar a la gente mayor del sector LGBT, ya que actualmente sólo existe “Vida alegre”, una casa de auxilio para personas en etapa de vejez, la cual se sostiene de apoyos privados y es dirigida por Samantha Flores, una mujer trans de 86 años

“Hay un lugar para personas adultas mayores abiertamente LGBT y costó un huevo conseguir el dinero para ponerlo a andar. Yo diría que donde más importa esto que se está proponiendo es para la gente mayor, los jóvenes les ayudamos, nadie quiere enfermarse, pero es pensar en que la gente LGBT suele no tener niños o se nos complica, entonces no tenemos una gran familia que nos soporte o nos apoye”, explica la Youtuber.

Piden reafirmar protocolos

Desde el año pasado se reveló el Protocolo para el Acceso sin Discriminación a la Prestación de Servicios de Atención Médica de las Personas Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI) en la Secretaría de Salud, pero Alejandro Brito Lemus cree que con la legislación que está por venir este lineamiento público quedará instaurado.

“Ahora lo que procedería es que se aplicara, que se hiciera un plan de implementación de ese protocolo, es bueno, avanzado, pero necesitamos que se aplique porque si se queda en el papel no significaría un avance, esperemos que la próxima Secretaría de Salud asuma este compromiso y de continuidad”, argumenta Brito.

También México está adherido al Grupo Núcleo de la ONU sobre derechos de la comunidad LGBTTTI desde el 2016, por lo que Brito resalta que en la nueva administración se afiancen nuevamente estas relaciones internacionales y además se firme a la brevedad un tratado por parte de la OEA.

Para que las iniciativas prosperen hace falta capacitar al personal de las dependencias de salud pública en derechos humanos y enfocarse a las personas mayores, coinciden miembros de la diversidad sexual

“Una cosa urgente también es que el Gobierno mexicano y el Congreso de la Unión aprueben la ‘Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia’, que se autorizó en la OEA, sin embargo no ha sido firmada por la mayoría de países y necesitamos que México la firme y la ratifique, sería la primera convención que menciona a la orientación sexual y a la identidad de género como categoría a proteger, por eso es importante”, refiere el director de Letra S.

También puedes leer:

¿País vanguardista o discriminador? Por Laura Islas

Una luz en el camino por José Pablo Espindola


Notas relacionadas

Nov 9, 2018
Lectura 4 min

LGBTTI+

¿País vanguardista o discriminador?

Laura Islas


Nov 9, 2018 Lectura 4 min

doPlay

Nov 9, 2018

LGBTTI+

Una luz en el camino

Pablo Espindola


Nov 9, 2018

Comentarios