En la convocatoria, Simón Levy aclara que ProCDMX no financiará las propuestas, pero sí realizará la búsqueda de los inversionistas


"Dichas propuestas podrán plantearse en cualquier predio privado o propiedad del patrimonio del Gobierno de la Ciudad de México”

Convocatoria

de ProCDMX para proyectos de coinversión


Se plantearían propuestas de Desarrollo de Infraestructura Social entre el Gobierno de la Ciudad de México e inversionistas, sin utilizar recursos públicos

Simón Levy Dabbah lanzó una nueva convocatoria para que la  ciudadanía presente propuestas de reactivación de espacios abandonados o no utilizados en los que se puedan desarrollar obras de beneficio social.

El director general de ProCDMX reapareció tras el fallido proyecto del Corredor Cultural Chapultepec (CCC) que tuvo el rechazo de los ciudadanos. 

La idea  es que sin utilizar recursos públicos se desarrollen propuestas de Desarrollo de Infraestructura Social mediante asociaciones estratégicas entre el Gobierno de la Ciudad de México e inversionistas.

Sin embargo, luego de la polémica que rodeó al Corredor Chapultepec y que movilizó a ciento de vecinos a favor del NO a la obra, se puntualiza que la participación de los ciudadanos no debe estar enfocada al desarrollo de bienes inmuebles o “fungir como agentes inmobiliarios a favor de interés de particulares”

La fórmula que ahora impulsa Levy Dabbah es que los ciudadanos sean quienes le presenten a ProCDMX espacios en los que se puedan llevar a cabo Proyectos Potenciales de Coinversión (PPC).

Proyectos rentables y sustentables

A diferencia del CCC donde Simón Levy tuvo en contra del proyecto a los ciudadanos de la Roma, Condesa y Juárez, esta vez el funcionario de la administración pública hace hincapié en buscar la participación ciudadana de manera activa en espacios abandonados mediante la creación de una Red de Promotores Ciudadanos para el desarrollo de la infraestructura social.

“En una época de presupuesto público y recursos limitados”, justifica en la convocatoria, el Programa de Incorporación Temporal de Bienes para el Desarrollo busca ser una herramienta de planificación participativa.

En este caso, las propuestas que presente la ciudadanía deberán ser congruentes con los cuatro ejes temáticos que dice promover  ProCDMX: movilidad inteligente, tecnología para el desarrollo sustentable, industrias creativas y turismo e infraestructura social.

El proyecto o propuesta deberá ser rentable para el sector privado que decida invertir recursos en financiar la infraestructura o servicios que promueva la ciudadanía en dichos espacios abandonados propuestos.

La fecha límite para presentar las propuestas es el 30 de septiembre del 2016, misma que podrá ampliarse y deberán incluir todos los requisitos y estudios.

En el caso de predios o espacios el abanico de propuestas puede ir de centros comunitarios, guarderías, clínicas para la salud, bibliotecas, espacios deportivos y de esparcimiento.

Mientras que en el eje de movilidad se prevé desarrollo de micro centros de intermodalidad inteligentes que cuenten con áreas de estacionamiento para todos los medios de transporte, vehículos, bicicletas, motocicletas, transportadores eléctricos, sillas de ruedas y que conecten a su vez con otros medios.

En el eje de industrias creativas y turismos, se prevén centros de cultura y artes, museos, galerías, hoteles tipo boutique, entre otros.

“Es importante mencionar que dichas propuestas podrán plantearse en cualquier predio privado o propiedad del patrimonio del Gobierno de la Ciudad de México”, detalla la convocatoria que surgió tres meses después del rotundo NO en las urnas al Corredor Chapultepec.

El jurado elegirá

La Red de Promotores Ciudadanos para el Desarrollo de Infraestructura Social de ProCDMX emitirá a cada integrante que se registre en la misma un número de identificación.

“Para efectos de imparcialidad, no deberán pertenecer a ningún tipo de organización política, sindical, económica, industrial o de algún gremio”, hace hincapié el documento.

En medio de los claroscuros en la emisión de contratos por parte de algunas dependencias, ProCDMX estará bajo la lupa de cuáles son las propuestas ganadoras y quién está detrás de ella alentando la inversión privada.

ProCDMX se encargará de realizar las gestiones y la factibilidad para la atracción de la inversión una vez que se apruebe el proyecto.

Además, en el caso de que el proyecto requiera bienes de la Ciudad de México, la valuación y el estado legal de la propiedad las realizará ProCDMX mediante las instancias correspondientes, previa solicitud del proponente. 

Una vez recibidas las Propuestas de Desarrollo de Infraestructura Social y Mejoramiento Urbano, los PPC serán sometidos a un proceso de elegibilidad a través de un jurado calificador que evaluará las propuestas, y a más tardar en diciembre del 2016 dará a conocer los resultados de los ganadores.

Dicho jurado calificador estará compuesto por cinco miembros del Consejo Consultivo de la Entidad y cinco ciudadanos a propuesta abierta, que serán sugeridos por la ciudadanía a través del portal de la paraestatal ProCDMX.

Aclara Simón Levy en la convocatoria que la empresa que dirige no financiará las propuestas, pero sí realizará la búsqueda de los potenciales inversionistas interesados en tal o cual proyecto a fin de concretar el financiamiento y consolidar la obra o servicio.

A pesar de que la última experiencia en torno al Corredor Chapultepec no lo dejó bien parado debido a que el proyecto fue cancelado, dejando en el aire el contrato firmado con el Grupo Invex, el funcionario intenta otra vez atraer a los inversionistas, esta vez ataviado en la bandera de la ciudadanía.

Nuevo plan de ProCDMX

Estos son los lineamientos para impulsar los proyectos de desarrollo: 

> Se creará la Red de Promotores Ciudadanos para el Desarrollo de Infraestructura Social de ProCDMX.

> Sus integrantes no deberán pertenecer a ningún tipo de organización política, sindical, económica, industrial o de algún gremio.

> La fecha límite para presentar las propuestas es el 30 de septiembre del 2016.

> Las propuestas deberán ser congruentes con cuatro ejes temáticos: movilidad inteligente, tecnología para el desarrollo sustentable, industrias creativas y turismo e infraestructura social.

> En el caso de predios las propuestas pueden ser centros comunitarios, guarderías, bibliotecas, espacios deportivos y de esparcimiento.