Por siglos, las personas que se identifican dentro de la comunidad LGBTI+ han sido señaladas por gran parte de la sociedad, así como por la Iglesia católica, a pesar de que llama a su acogimiento y respeto.

Tras darse a conocer las declaraciones del papa Francisco a favor del respeto y la unión civil de las personas del mismo sexo, parte de la comunidad LGBTI+ ha alzado la voz y acepta las palabras del pontífice.


Debido a que la filosofía de la Iglesia católica es que todos son seres humanos e hijos de Dios, la misma institución debería ser congruente frente a su máximo representante y no frenar, sino apoyar, el reconocimiento a la comunidad LGBTI+

El cofundador del espacio Colmena 41, Enrique Torre Molina, y el director del Colectivo Sol, Juan Jacobo Hernández Chávez, por ejemplo, vieron muy positiva la postura del religioso argentino, pero destacaron que estos señalamientos están siendo tardíos, sobre todo por los años en que la comunidad ha vivido situaciones difíciles.

Iván Tagle, director general de Yaaj, asociación civil dedicada a proteger los derechos de las personas LGBTI+ en México, asegura que es de celebrarse siempre que cualquier jefe o representante de Estado se pronuncia a favor de los derechos de la comunidad; sin embargo, coincide con Torre Molina y Herández Chávez, en que aún hay trabajo por hacer.

“Qué es lo que vemos aquí: el papa no es la primera vez que habla sobre el tema, han habido algunas otras veces, y me parece que más bien el reto sería, a partir de estas declaraciones, cómo esto se va permeando en los países, en los estados, en los municipios, sobre todo en el nuestro, donde desde el púlpito muchos de los religiosos lanzan discursos de odio a través del fomento de los prejuicios, del estigma y de la desinformación en contra de la comunidad.

“Me parece que esta es una oportunidad para que el ala también más progresiva dentro de la misma Iglesia pueda empezar a hablar fuerte y claro”, dice Tagle.

Para Iván, la postura del papa Francisco que se recogió del documental Francesco es una oportunidad para que el tema se vaya cristalizando en los estados, donde, dice, ellos ubican a muchos aliados dentro de las iglesias que por el miedo a ser sancionados no alzan la voz, o “dan su bendición en lo oscurito, en el clóset”.

En entrevista con Reporte Índigo, el representante de Yaaj detalla que aunque “está padrísima” la filosofía de la Iglesia católica de que todos son seres humanos e hijos de Dios, la misma Iglesia debería ser congruente frente a su máximo representante y no frenar, sino apoyar, el reconocimiento a la comunidad LGBTI+.

“Aquellas personas que persisten ante estos pronunciamientos, pues solo nos dejan ver la homofobia tan arraigada, tan institucionalizada que tienen para no reconocer los derechos de otras personas”, sostiene.

Por otro lado, Tagle explica que aunque dentro de la comunidad hay quienes optan por la visión de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN), al asegurar que el matrimonio es para todos, otros ven relevancia en lo que la Iglesia representa.


Hay quienes están en negación y tienen esta ira, este enojo, hacia una institución que históricamente ha perseguido al movimiento, y se entiende, hay toda una postura de que no necesitamos el reconocimiento de esa gente porque nosotros ya lo estamos logrando, pero hay otras voces que dicen que es importante, que suma, no deja de ser la principal religión en nuestro país’

Iván Tagle

Director general de Yaaj, asociación civil dedicada a proteger los derechos de las personas LGBTI+

También puedes leer: 

División interna en la iglesia católica

Resistencia al progreso en la Iglesia católica