El presidente electo Andrés Manuel López Obrador montó una guardia en la estela edificada a los caídos en la Plaza de las Tres Culturas, y ofreció unas palabras para conmemorar y recordar a los asesinados en la matanza del dos de octubre de 1968. En el acto recibió la crítica de Ignacia Rodríguez, “La Nacha” integrante del movimiento estudiantil de 1968 y parte del Consejo Nacional de Huelga (CNH).

“La Nacha”, le reclamó a Andrés Manuel por haber puesto vallas en la plaza:


“Cómo es posible que el hijo de Raúl Álvarez Garín estuviera atrás de esas vallas, por eso me encabrone, creo que después de 50 años de lucha esta plaza debe ser pública, no debe tener vallas, pertenece a todo el pueblo, para que se acerquen a la estela que señala algunos de los muertos del 2 de octubre”.

A su reclamo “La Nacha” agregó:


“Vote por él y esperaba un cambio de gobierno pero así no lo veo...hagan memoria esto no se vale, si peleamos y aquí caímos es por la libertad y no merecemos que a 50 años tengamos una plaza cerrada, y cuando tratamos de ingresar según esto como invitados de Andrés Manuel no nos dejaban ni a nosotros (sobrevivientes de la matanza)”.

Por su parte el presidente electo señaló que se encontraba en la plaza para recordar a los jóvenes que lucharon por un país sin autoritarismo y que “la mejor manera de homenajearlos es actuando con humanismo, sin represión, luchando todos los días para que México sea un país con justicia..vamos a trabajar para que nunca más se utilice la fuerza para resolver la diferencias o conflictos sociales”, aseguró Andrés Manuel.

Te puede interesar: “ELLAS NO SOLO COCINABAN”… LOS TESTIMONIOS DE LAS MUJERES DE 1968

Entre los políticos que dirigieron palabras a los asistentes se encontraba la futura jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, quien señaló que su madre participó en el movimiento y a que creció entre los dirigentes estudiantiles, además hizo una mención especial a Raúl Álvarez Garín y afirmó que se conmemora de una manera distinta porque se está próxima a llegar la cuarta transformación; “estoy segura que esta transformación hará justicia y abrirá la puertas de la verdad”, señaló Sheinbaum.

El escritor Paco Ignacio Taibo II, también dio unas palabras: “son 50 años que pesan, hay muchas cosas que quisiera decir…Es una gran diferencia que en 1968 Díaz Ordaz mandó a asesinar a los estudiantes y hoy el futuro presidente está aquí” y agregó; “la libertad de expresión no se pide, se ejerce, y ahora es el momento de hacerlo”, antes de terminar su discurso recordó que aún hay 400 presos políticos y urge una Ley de amnistía para hacerles justicia, hoy como en el 68 seguimos pidiendo justicia.