¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
imagen principal

HastaEncontrarles

La ley pendiente

Jonathan Ávila

A un año de que venció el plazo para crear una Ley Estatal en materia de Desaparecidos, los legisladores locales no han incluido a los familiares de las personas no localizadas, lo que ha provocado la falta de consensos y demerita el proceso legislativo


Jun 19, 2019
Lectura 6 min
portada post

La Ley del Estado de Jalisco sobre Desaparición Forzada de Personas y Desaparición de Personas Cometida por Particulares lleva un año de retraso sin que se pueda llegar a un acuerdo para su aprobación. A pesar de que los diputados locales señalan que hay un avance, desde las organizaciones vigilantes existen dudas sobre si esta cumple con lo requerido.

Incluso, la propuesta que dicen los diputados locales estar preparando para ser presentada ante el Pleno del Congreso de Jalisco y que pueda ser aprobada, no cumple con la norma básica de socialización entre las diversas familias que buscan a sus desaparecidos, como señaló Anna Chimiak, experta en la materia e integrante del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD).

En días recientes el presidente de la Comisión Legislativa de Derechos Humanos en el Congreso de Jalisco, Jorge Eduardo González Arana, declaró ante medios locales que ya existía un avance del ochenta por ciento en la iniciativa, que busca homologar los criterios de la ley general en la materia, como para ser ingresada a un proceso legislativo y así aprobar el documento.

Tenemos aproximadamente como el 80 por ciento, yo creo, de esa iniciativa lista y creo que está lo suficientemente blindada para, ahora sí, ser tomada en cuenta como base, para ahora ya entrar a la siguiente etapa de la socialización

- Jorge Eduardo González Arana

Presidente de la Comisión Legislativa de Derechos Humanos en el Congreso de Jalisco

Sin embargo, el propio legislador local reconoció que las reuniones que se han tenido en el proceso de consulta al interior del municipio no han sido abiertos y transparentes para todo el público interesado, en tanto que existen regiones de Jalisco en los cuales se tenía temor a la participación por parte de los alcaldes.

González Arana argumentó que hubo reuniones en Lagos de Moreno y Tepatitlán, en la región de Los Altos de Jalisco, a las cuales también acudieron funcionarios de los municipios de la Ciénega. Pero justificó el temor de los alcaldes por el nivel de impunidad y desconfianza que se vive en el estado.

Bajo esta justificación, las reuniones que el Congreso de Jalisco ha tenido se han desarrollado en secrecía y sin la inclusión de otras familias que buscan a sus desaparecidos, pues inicialmente solo se había pretendido entablar diálogo con las organizadas en la metrópoli tapatía.

En Jalisco existen cerca de ocho mil personas registradas como desaparecidas o no localizadas, pero no todas corresponden con habitantes de la ciudad

Existen regiones con un porcentaje importante de desaparecidos en comparación con el tamaño de su población, como la región Sur, Valles y la Costa. Por lo cual se vuelve fundamental atender las opiniones de quienes viven la problemática fuera de la capital del estado.

“Lo que vimos es preocupante porque la ley estatal pretende armonizar y homologar ciertas instituciones y contenidos que prevé la ley general en materia de desaparición a nivel del estado. Al crear la iniciativa y no tomar en cuenta a familiares de desaparecidos ese proceso resulta violatorio. Es una situación muy preocupante porque demuestra que no se entienden realmente los contenidos de la Ley General y sus principios por parte de las y los diputados”, señaló Anna Chimiak en entrevista con Reporte Indigo.

El artículo quinto de la Ley General en materia de Desaparición forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, que rige los principios generales de dicha ley, obliga a las autoridades a establecer una participación conjunta con las víctimas de desaparición y los colectivos.

La falta de participación ha sido uno de los grandes pendientes del proceso de creación de esta ley, pues la ausencia de las familias y colectivos que buscan a sus desaparecidos ha provocado que no se generen los consensos necesarios para la aprobación de esta normativa local homologada.

Ya ha pasado un año desde el vencimiento del plazo que marcaba la Ley General para que los estados homologaran sus criterios. Pero en Jalisco incluso este último proceso arrancó con el descontento de dos de los más grandes colectivos que se organizan a nivel del Área Metropolitana de Guadalajara, Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUN- DEJ) y Por Amor a Ellxs; se hizo público su posicionamiento en contra de las formas en las que el Congreso de Jalisco pretendía llevar a cabo el proceso legislativo y al que se le agregó que estos colectivos se levantaran de la mesa de diálogo.

Desde entonces el CEPAD, presente en dicha mesa de diálogo, expresó la necesidad de que el congreso atendiera como base fundamental la participación del máximo posible de familias y víctimas de desaparición. Pero ahora señalan que el enfoque del legislativo local ha estado puesto principalmente en el diálogo entre las propias autoridades.

Los diputados dicen que hay un avance en la creación de la ley, pero las organizaciones vigilantes dudan si se cumple con lo requerido

“Lo más clave es generar los procesos de consulta con familiares de personas desaparecidas. Pero aquí, al parecer, lo que pasó fue que el enfoque se dio en las autoridades municipales y no tal cual la búsqueda real de las personas beneficiarias de dicha ley. Ahí hay una confusión y falta de comprensión de la que se trataba esta exigencia de ir a las regiones a consultar a las personas”, señaló la experta del CEPAD.

Anna Chimiak no menosprecia el trabajo que se puede tener con funcionarios de los municipios, principalmente los que deben tener un mayor acercamiento a las familias y a esta problemática. Incluso mencionó que un ejercicio en el que también se contemplen sus opiniones puede ser un proceso enriquecedor.

Pero señaló que los diálogos, incluso con quienes ya se habían sentado alguna vez en el Congreso de Jalisco, ya no han continuado, como resulta ser en el caso de la organización que ella representa. Esto a pesar de que Jorge González Arana expresó que en la iniciativa que se está preparando ya se tienen en cuenta tanto las observaciones del CEPAD como las de Por Amor a Ellxs.

“De lo que tenemos entendido tampoco se ha acercado el mismo Congreso (de Jalisco) con colectivos de familiares de personas desaparecidas de aquí de Guadalajara desde entonces, no ha habido un acercamiento. Entonces si sigue preocupante y alarmante, incluso aquello de que se dice como cerrado”, sentenció Anna Chimiak.

También puedes leer: San Miguel, oleada de desaparición


Notas relacionadas

Sep 17, 2019
Lectura 6 min

doPlay

Ago 30, 2019

Ago 26, 2019
Lectura 5 min

Comentarios