¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

PAN

La debacle de Raúl Gracia

Jesús Padilla

Las derrotas en Monterrey y Guadalupe –en caso de que se concreten en los tribunales- dejarán debilitado el poder de Raúl Gracia. El panista José Luis Coindreau exige una renovación urgente en la dirigencia estatal


Ago 23, 2018
Lectura 5 min
portada post

En caso de que Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirme las derrotas del PAN en los municipios de Monterrey y Guadalupe, que se sumarían a la pérdida de San Pedro, esto representaría la debacle de Raúl Gracia y del dirigente albiazul, Mauro Guerra.

Gracia se habría fracasado en los tres Ayuntamientos, mientras que Guerra no logró imponerse en el tribunal local, ante la embestida de juicios de inconformidad por el PRI para los ayuntamientos de Guadalupe y Monterrey.

El ahora diputado plurinominal Raúl Gracia impulsó a Rebeca Clouthier para la alcaldía de San Pedro, que finalmente perdió “La Joya de la Corona” con el independiente Miguel Treviño, localidad gobernada por Acción Nacional desde hace 30 años.

Para Gracia y Guerra la derrota en San Pedro se compensaba con el virtual triunfo de Felipe de Jesús Cantú en el Municipio de Monterrey y de Pedro Garza Treviño en Guadalupe.

Gracia negoció su total apoyo a Cantú y a Garza, a cambio el 50 por ciento de las regidurías, hasta ahí todo marchaba viento en popa para ambos.

Después del 1 de julio, Gracia se perfilaba como un personaje con mayor poder en el PAN.

Pero la semana pasada, el Tribunal Estatal Electoral (TEE) revertió el triunfo de los panistas Cantú y Garza para ordenar a la Comisión Estatal Electoral, entregar las constancias de mayoría a los priistas Cristina Díaz y Adrián de la Garza por Guadalupe y Monterrey, respectivamente.

Este ordenamiento judicial explica el enfurecimiento de Raúl Gracia la semana pasada en el TEE: había perdido posiciones políticas. “Son unos ladrones… ¡ladrones!”, gritó el panista a Héctor Gutiérrez del PRI afuera del Tribunal.

En entrevista con Reporte Indigo, José Luis Coindreau García, panista regiomontano quien en 2012 presidió la Comisión de Reflexión y Análisis en el 2012 dentro del PAN, habló sobre el fracaso de Raúl Gracia y Mauro Guerra si el Tribunal Electoral federal confirma la derrota en Monterrey y Guadalupe para Acción Nacional.

“Definitivamente tendrá que haber una renovación de este tipo de dirigencia para volver a dirigencias que posean valores, que finalmente nos llevó al poder, pero se empezó a confundir el poder, con la ambición personal”

- José Luis Coindreau García

Integrante del PAN

“¿Que requiere el PAN? un cambio completo de liderazgos, unos por incapaces, otros por la ambición, y que dejen entrar a gente que es verdaderamente panista”, aseguró Coindreau.

Mencionó nombres como Carlos Medina Plasencia, Francisco Barrios y Fernando Canales, como posibles candidatos a dirigir el PAN a nivel nacional.

No funcionaron

El panista José Luis Coindreau aseguró que el resultado en San Pedro es un reflejo de que la ciudadanía está desilusionada de Acción Nacional.

“Esto habla claramente de una desilusión de la población respecto al PAN, y habla por supuesto de la no funcionalidad de estos liderazgos (Raúl Gracia y Mauro Guerra), mafias que se han metido en el partido.

“No tienen ideales, una cosa es ambición de poder, ambición de esclavizar gente, por decirlo así de alguna forma, eso es muy distinto a tener liderazgo, no hay principios en el PAN, no promueven los valores del PAN, que el país mucho necesita”, dijo Coindreau.

Asegura que esta vez el blanquiazul en Nuevo León tendrá que renovarse al interior, en donde se tendría que postular a panistas que promueva valores a favor de los ciudadanos.

La elección arroja, hasta el momento, que Acción Nacional sólo gobernaría en los municipios de San Nicolás y Santa Catarina, y con esto tomaría mayor fuerza Zeferino Salgado, jefe del Grupo San Nicolás y el diputado federal electo, Víctor Pérez.

Desastre desde el principio

La asignación directa de candidaturas para los diferentes puestos de elección popular ocasionó una crisis en el interior del PAN en Nuevo León, tras la salida e inconformidades de la militancia.

Aún no iniciaban las campañas para la jornada electoral del pasado 1 de julio, y Acción Nacional estaba en el ojo del huracán, las acusaciones de panistas como Laura Paula, Judith Díaz, Iván Garza, Miguel Ángel García, Arturo Benavides, Álvaro Suárez y Adalberto Madero, subieron de tono.

Todos decidieron renunciar a las filas del PAN, para refugiarse en Morena, Partido Verde Ecologista y Movimiento Ciudadano.

Madero calificó a Gracia como un político que ha hecho de las derrotas su mejor estrategia para ganar espacios.

“Por culpa de poder y ambición de Raúl Gracia, están echando a perder al PAN, a Raúl solo le interesa controlar al PAN. Ellos sé autoreparten todas las posiciones en Nuevo León y ellos autodesignan a sus gentes incondicionales, según lo que les convenga, Mauro Guerra es asistente de Raúl Gracia”, acusó Madero.

En el mismo sentido los demás expanistas señalaron a Raúl Gracia y también a Mauro Guerra.


Notas relacionadas

Ago 26, 2018
Lectura 2 min

Ago 19, 2018
Lectura 2 min

Jul 11, 2018
Lectura 3 min

Jul 9, 2018
Lectura 2 min

PAN

Marko Cortés se destapa para dirigir al PAN

Indigo Staff


Jul 9, 2018 Lectura 2 min

Comentarios