Es un “juicio sumario”, dijo Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), sobre la calificación de grado basura (Ba3) que dio a la paraestatal la calificadora Moody’s Investors Service.

Durante una reunión con analistas, Romero Oropeza dijo estar en desacuerdo con la calificación, pues esta resultó de “contradicciones metodológicas evidentes”.

“Moody’s hizo caso omiso y, en juicio sumario, nos avisa que decidieron bajar la nota de la deuda aún cuando nosotros solicitamos que deberían de hacer una revisión para darles mayores elementos”, dijo.


La agencia Moody’s explicó que la baja de la calificación resulta del alto riesgo de liquidez de Pemex y el creciente riesgo comercial, aunado a que expande su capacidad de producción y refinación. Según la empresa, “la estrategia de la paraestatal generará mayores pérdidas operativas de refinación en el corto y mediano plazo”.

Tras la noticia, Oropeza argumentó que la fortaleza de Pemex son los recursos del gobierno; sin embargo, Moody’s apuntó que ese es el problema precisamente: de seguir así, existirá una dependencia entre la petrolera y el dinero del Estado para cumplir sus vencimientos de deuda y expandir sus negocios.

“La decisión de ayer tiene que ver con el riesgo de liquidez, y también de los próximos tres años, a una dependencia creciente de recursos externos, relacionados no solo con la expansión de negocio de refinación, también con los vencimientos crecientes de deuda por pagar”, declaró la vicepresidenta de Moody’s, Nymia Almeida.

Añadió que, para 2022, Pemex cubrirá con la Hacienda Pública amortizaciones de alrededor de 6 mil millones de dólares. “El gobierno va a seguir ayudando a la empresa. El tema aquí es el riesgo intrínseco: como las necesidades de efectivo aumentarán, el gobierno tendrçia que estar cubriendo necesidades crecientes”.

Apuntó que la calificación basura implica que Pemex tendrá más dificultades en su generación de flujo de efectivo y, por lo tanto, le será más complicado cumplir con el pago de su deuda.

Te puede interesar: ¿Casualidad?: Moody’s baja calificación a refinería Deer Park tras compra de Pemex