El senador Jorge Luis Preciado anunció que buscará la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN) y aseguró que la renovación en el órgano político debe de estar enfocada en los militantes y no en las cúpulas.

En conferencia de prensa, al término de la sesión de la Comisión Permanente en el Senado, Preciado afirmó que el PAN sigue siendo la segunda fuerza política en el país y seguirá siendo una oposición responsable que negociará con el gobierno entrante y se opondrá “en lo que veamos que no sea favorable para el país.

El senador dijo que después de la elección del 1 de julio, Acción Nacional tendrá 13 gobernadores, 84 diputados, 24 senadores así como más de 500 alcaldes y regidores “por lo que no hay que menospreciar esa fuerza”.


Jorge Luis Preciado se une así a los panistas Marko Cortés y Ernesto Ruffo, quienes han hecho públicas sus intenciones de competir por la dirigencia del blanquiazul a nivel nacional.

El senador Ruffo Appel aseguró, al “destaparse”, que el PAN debe buscar la reconciliación con aquellos militantes y ex militantes con los que están confrontados, como Ernesto Cordero y Margarita Zavala.

Por su parte, el diputado Marko Cortés reveló sus intenciones de dirigir al blanquiazul pero se dijo respetuoso de los tiempos, por lo que esperará de acuerdo a las reglas y estatutos panistas para integrarse a la convocatoria.

Por otra parte, el actual presidente del partido, Damián Zepeda, informó que las dirigencias se renovarán “en la segunda mitad del 2018”.


Tras una reunión con dirigentes de los Comités Directivos Estatales, expuso que que una vez concluida la defensa de los triunfos del PAN arrancará el proceso formal de renovación de las dirigencias, apegado a los tiempos que marcan los estatutos.

Afirmó que el “proceso de renovación de las dirigencias estatales y nacional del PAN será abierto y transparente, apegado a los tiempos legales que establece el estatuto” y coordinado con los Comités Directivos Estatales cuya totalidad también se renovará dentro de la segunda mitad de 2018.

A pesar de los resultados adversos que el partido obtuvo en las elecciones, Zepeda defendió la conformación del Frente por México pues sin este “hace dos años no se hubieran ganado las gubernaturas de Veracruz, Quintana Roo ni Durango y este año no se habrían obtenido la mitad de los distritos federales, ni importantes triunfos a nivel local”.