Jalisco es el estado donde ocurren más atrocidades, de acuerdo con un informe de Causa en Común basado en notas periodísticas.

En los primeros dos meses de 2021 en México han ocurrido al menos 895 atrocidades que originaron 963 víctimas, de acuerdo con un recuento de la organización.

Jalisco reporta en el primer bimestre 52 atrocidades, le sigue Guanajuato con 48, después Veracruz con 35; Guerrero presenta 33 y 25 en el estado de Sonora, de acuerdo con el informe. Por otro lado, Los estados con el menor número de noticias sobre atrocidades fueron Yucatán (con dos); Durango (con uno); Coahuila (con uno); y Baja california Sur (con uno).

Sobre los temas más recurrentes, se encuentran los hechos relacionados con tortura, con 158; fosas clandestinas (156), calcinamiento de personas (115), además de descuartizamiento y destrucción de cadáveres, con 114 reportes y masacres (83).

Respecto al asesinato de niñas, niños y adolescentes se reportan 72 incidentes, 58 intentos de linchamiento de personas y 51 asesinatos de mujeres con crueldad extrema, entre otros.

Lo anterior se registró en 535 notas periodísticas sobre eventos que pueden catalogarse como atrocidades.

La organización asegura que en México se carece de un seguimiento sistemático de eventos que puedan ser catalogados como “atrocidades”, por parte de instituciones gubernamentales o instancias privadas.

“Se considera como “atrocidad” el uso intencional de la fuerza física para causar muerte, laceración o maltrato extremo; para causar la muerte de un alto número de personas; para causar la muerte de personas vulnerables o de interés político, y/o para provocar terror”, refiere el informe.

El estado que más victimas reporta es Guanajuato, con 120. Le sigue Jalisco, con 98. Posteriormente están los estados de Chihuahua, con 69; Zacatecas, con 66, y Michoacán, con 59 registros de víctimas de estos hechos de violencia. En tanto, los estados con el menor número de víctimas de atrocidades registradas fueron Aguascalientes, con cuatro; Yucatán, con dos; Coahuila, con una, y Baja California Sur, con una víctima.


“Las principales atrocidades registradas por medios periodísticos fueron casos de tortura, especialmente en Michoacán (donde se registraron al menos 26 víctimas); fosas clandestinas, especialmente en Guanajuato (donde se registraron, al menos, 35 víctimas); calcinamiento, principalmente en Tamaulipas (con al menos 23 víctimas); descuartizamiento y destrucción de cadáveres, principalmente en Veracruz y Jalisco (con al menos 20 víctimas cada uno); y masacres, particularmente en Chihuahua y Guanajuato (con al menos 11 casos cada uno)”, refiere la organización.

“Hay estados en los que hay una clara correspondencia entre la estadística delictiva y los registros de atrocidades. Por ejemplo, Guanajuato encabeza el número de asesinatos en el país (incluidos policías), y también el listado de víctimas de atrocidades registradas por la prensa”, añade Causa en Común.

La organización considera que se requieren políticas nacionales que permitan elevar y homologar capacidades y procedimientos policiales y ministeriales, pero igualmente son indispensables las aproximaciones sociológicas que trasciendan los enfoques meramente policiacos, que permitan la comprensión de las realidades locales, y que contribuyan a la construcción de políticas de seguridad, de prevención y sociales, que respondan a las realidades de cada comunidad y región del país.

Lee también: Ataque armado deja 11 muertos y dos personas heridas en Tonalá, Jalisco