El Instituto Politécnico Nacional (IPN) anunció el Plan Escalonado Humano de Regreso a Clases, en el que se establece que el actual semestre, para los tres niveles educativos, concluirá bajo la modalidad a distancia.

Al presentar este plan durante la Sexta Sesión Ordinaria del XXXIX Consejo General Consultivo, el director general del IPN, Arturo Reyes Sandoval, informó que a partir del 7 de junio se reanudarán las actividades directivas, administrativas y de apoyo a la docencia de forma ordenada, escalonada y paulatina.

Durante junio y la primera semana de julio, cada unidad académica afinará los protocolos preventivos y operativos para estar listos para el regreso a clases.

La asistencia del personal académico y administrativo será de manera alternada de acuerdo con las disposiciones de cada unidad académica y subrayó que el personal docente o de apoyo y asistencia a la educación que presente algún grado de vulnerabilidad seguirá realizando sus actividades en línea hasta nuevo aviso.

Detalló que la apertura de las instalaciones del Instituto se llevará a cabo conforme a las disposiciones y recomendaciones emitidas por la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Gobierno de la Ciudad de México y los gobiernos estatales en los que el IPN tiene presencia, además se tomarán en cuenta las recomendaciones compartidas por los sindicatos. “En todo momento respetaremos el aforo máximo permitido por las autoridades competentes”.

Señaló que los alumnos de los niveles medio superior, superior y posgrado, además del personal de apoyo, que requieran llevar a cabo actividades de investigación, práctica clínica, servicio social, actividades en laboratorios o talleres, así como cualquier otra actividad indispensable para la conclusión de algún trámite o actividad académica, podrán hacer uso de las instalaciones de forma voluntaria.

Te puede interesar: ¿Qué pasa si decido que mis hijos no regresen a clases presenciales el 7 de junio?

La máxima autoridad del IPN enfatizó que el cuerpo directivo del área central, unidades académicas, de apoyo y asistencia a la educación, además de centros de investigación, deberán incorporarse en su totalidad con todas las disposiciones sanitarias.

El IPN utilizará tecnología desarrollada por sus científicos y académicos para ponerlas a disposición de todos sus estudiantes, docentes y personal de apoyo.

Para ello, la institución cuenta con el primer kit para la detección de anticuerpos IgG anti SARS-CoV-2, aprobado en México por la Cofepris, y uno de los primeros en Latinoamérica, desarrollado por científicos politécnicos, con el que se podrá conocer el estado inmune de los alumnos y saber si tienen niveles altos de inmunidad que les brinde mayor certeza para las decisiones que tomarán para asistir a clases.