La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) realizó el proceso de insaculación para designar a los interventores que se encargarán del proceso de liquidación de los partidos políticos nacionales que se quedaron sin registro tras no alcanzar el tres por ciento mínimo de la votación federal.

Es el caso de los institutos políticos Encuentro Solidario (PES), Redes Sociales Progresistas (RSP) y Fuerza por México (FXMX), que no alcanzaron el mínimo requerido en las votaciones intermedias.

En sesión extraordinaria se realizó la insaculación para que, de entre 68 especialistas, se seleccionara a los interventores que serán responsables del procedimiento de prevención y, en su caso, de liquidación de los partidos políticos.

En primera instancia fue insaculado para el PES, Álvaro Martín Bardales Ramírez; para RSP, Sergio Francisco Hermida Guerrero y para FXMX, Samuel Ricardo Egure Lascano.


No se logró establecer contacto directo con ninguno de los tres, por lo que, al no estar disponibles se procedió con los siguientes especialistas en estricto orden de la lista correspondiente a cada urna, hasta lograr la aceptación de Héctor Alberto Romero Fierro, para Encuentro Solidario; Gerardo Sierra Arrazola, para Redes Sociales Progresistas y José Gerardo Badín Cherit, para Fuerza por México.

INE

Comunicado

Ante representantes de los partidos políticos y acompañada de los consejeros José Roberto Ruiz Saldaña, Jaime Rivera Velázquez y Uuc-kib Espadas Ancona, la presidenta de la Comisión, Adriana Favela Herrera, instruyó a la Secretaría Técnica de la Comisión para que realizara las llamadas a los especialistas seleccionados en presencia de la Oficialía Electoral.

“En dicha llamada debería hacerles de su conocimiento las facultades, obligaciones, condiciones de la contratación y oferta económica, además de que, en caso de que declinaran la oferta, se realizaría el mismo procedimiento de comunicación con el siguiente especialista que apareciera en la lista de cada urna, a partir del que haya resultado seleccionado, continuando así sucesivamente y regresando al principio en caso de que se llegue al final de la lista, hasta lograr la aceptación del cargo por parte de cualquiera de las personas”, explicó el Instituto.

En el procedimiento se contó con 68 tarjetas del mismo tamaño y tipo de papel con los nombres de la misma cantidad de expertos aprobados previamente por la Comisión de Fiscalización, que se introdujeron en un sobre cada una y se colocaron en una urna general.

Las tarjetas se fueron extrayendo una por una para distribuirlas de manera continua y consecutiva en las urnas con los nombres de los partidos políticos referidos, fueron revueltas y se extrajo el nombre de cada especialista.

“Se realizarán tres intentos de contacto con el especialista y, en caso de aceptar el cargo, se le otorgarán 24 horas para formalizarlo. De lo contrario se tendrá por rechazado, lo mismo sucederá si después de tres intentos no se obtiene respuesta, nadie atiende la llamada o, habiendo atendido la llamada, no fuera posible la comunicación directa con el seleccionado por no estar disponible en ese momento”, detalló Jacqueline Vargas Arellanes, titular de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto.

En caso de que el Interventor designado rechazara la propuesta directamente o se tuviera por rechazada por cualquiera de las causales señaladas, se procederá a realizar el mismo procedimiento de comunicación con el siguiente especialista en estricto orden de aparición de la lista elaborada para cada urna, a partir del que haya resultado seleccionado y se continuará sucesivamente hasta lograr la aceptación del cargo por parte de cualquiera de ellos hasta agotar cada una de las tres listas.

Lee también: PES, RSP y Fuerza por México pierden registro; no alcanzaron 3% de votos

De acuerdo con el artículo 97 de la Ley General de Partidos Políticos y 395 del Reglamento de Fiscalización, en la liquidación de los partidos políticos, los recursos con los que cuente cada instituto político en proceso de liquidación serán utilizados conforme a la siguiente graduación y prelación: Se cubrirán las obligaciones que la ley determina en protección y beneficio de los trabajadores del partido en liquidación, se cubrirán las obligaciones fiscales que correspondan y se pagarán las sanciones administrativas de carácter económico impuestas por el Instituto.

Además, se atenderán otros compromisos contraídos y debidamente documentados con proveedores y acreedores, es decir los demás que no sean contemplados en los numerales anteriores, aplicando en lo conducente las leyes correspondientes, el Código Civil Federal y la Ley de Concursos Mercantiles.

“En caso de existir remanente, los recursos en cuentas bancarias serán transferidos a la Tesorería de la Federación y, tratándose de bienes inmuebles, se llevarán a cabo los trámites para ser transferidos al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado”, explicó el INE.