La tarde de este miércoles, la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) abstenerse de realizar manifestaciones sobre la Revocación de Mandato.

La resolución del INE se produjo después que atendió una queja promovida por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) para que ni el presidente ni otro funcionario toque ese tema.

Dicha determinación fue consecuencia de los señalado por el partido que dirige Jesús Zambrano, pues se aseguró que durante el evento “Tres Años de Gobierno” el pasado 1 de diciembre, el jefe del ejecutivo incurrió en utilización indebida de recursos públicos para hablar del proceso de la Revocación de Mandato, lo cual podría incidir en la preferencia ciudadana.

Por lo que, bajo la figura de tutela preventiva, el PRD solicitó hacer un llamado al Ejecutivo Federal para apegarse a las limitaciones constitucionales a que está sujeto y dejar de promocionar el ejercicio en sus presentaciones públicas.

“La Comisión ordenó al Presidente de la República que, desde que sea notificado sobre la procedencia de la medida cautelar y, hasta concluida la jornada de consulta de Revocación, en caso de realizarse; se abstenga de efectuar manifestaciones, emitir comentarios, opiniones, o señalamientos sobre este proceso de participación ciudadana”, indicaron.

Lee: INE se niega al recorte y presenta controversia constitucional ante la SCJN por Presupuesto 2022

El pasado 8 de noviembre de 2021 la Comisión emitió un llamado al Ejecutivo Federal y a servidores públicos en general para que ajustaran su contenido a fin de no infringir la norma electoral, derivado de las expresiones realizadas en las conferencias de prensa matutinas del  3 y 5 de noviembre pasados, en las que AMLO aprovechó espacios de comunicación pública y oficial para pronunciarse en torno a la Revocación de Mandato y promover su participación ciudadana.

El PRD solicitó hacer un llamado al Ejecutivo Federal para apegarse a las limitaciones constitucionales a que está sujeto y dejar de promocionar el ejercicio en sus presentaciones públicas.

Finalmente, el proyecto fue aprobado por unanimidad de votos de la Consejera Claudia Zavala y del Consejero Ciro Murayama, así como de la Consejera Adriana Favela, presidenta de la Comisión de Quejas y Denuncias.